Buscador de libros

Busqueda avanzada
ARDIENTE VERANO,UN: portada

Primer capítulo / Extracto [Ver]

  • N° páginas : 106
  • Medidas: 150 x 210 mm.
  • Peso: gr
  • Encuadernación: Rústica
Descargar Ficha Enviar Ficha

ARDIENTE VERANO,UN VON KEYSERLING,EDUARD

Un ardiente verano, del alemán Eduard von Keyserling, explora la adolescencia, el mundo de las apariencias y la relación tormentosa entre un hijo y su padre.

Editorial:
Traductor:
Carlos Fortea
Colección:
NOCHES BLANCAS
Materias:
NARRATIVA AUTORES EXTRANJEROS;
ISBN:
978-84-937396-8-3
EAN:
9788493739683
Precio:
13.41 €
Precio con IVA:
13.95 €

¿Quieres comprar este libro? Busca tu librería más cercana

 

Sinopsis

Al conde Gerd von Fernow le desespera la conducta de su hijo Bill, un adolescente poco interesado por las rígidas normas sociales de su clase que pasa el tiempo con el servicio y, para colmo, acaba de suspender el bachillerato. Como castigo, su padre le obliga a pasar el verano a su lado, en lugar de irse de vacaciones a la casa familiar. Pero al permanecer durante ese verano junto a su padre, Bill comienza a darse cuenta de que las cosas no son lo que parecen, y que incluso aquellos que sostienen que uno ha de saber salvar las apariencias son, en el fondo, víctimas de su propio engaño. Comparado a menudo con escritores como Chéjov y considerado un maestro por Thomas Mann, Eduard von Keyserling entreteje una telaraña de mentiras y comportamientos refinados, pero engañosos. «[Eduard von Keyserling] no solamente tiene un sexto sentido para el comportamiento humano, sino que se muestra a sí mismo tremendamente perceptivo en lo que se refiere al movimiento de los objetos, a la vida de las cosas inanimadas, a la particularidad de un perfume, de una hora de la mañana...» HERMAN HESSE

El libro en los medios

Para 2012 está previsto el estreno de "The Treehouse", adaptación cinematográfica de UN ARDIENTE VERANO (Eduard von Keyserling). Entre sus protagonistas está Jeremy Irons.

28/02/2012

Un ardiente verano, del alemán Eduard von Keyserling, explora la adolescencia, el mundo de las apariencias y la relación tormentosa entre un hijo y su padre.

Un ardiente verano (Revista de letras)

21/06/2010

(JAVIER MUNGUÍA). La recién creada editorial española Nocturna se está dando a la tarea de publicar, en ediciones muy cuidadas y cómodas de leer, versiones en español de obras clásicas de las que antes no disponíamos en nuestro idioma. Una de ellas es la breve y hermosa novela Un ardiente verano, del narrador alemán Eduard von Keyserling, también autor de Princesas, otra de las propuestas editoriales de Nocturna.

Olor, color y dolor (El Mundo)

31/05/2010

(MANUEL HIDALGO). Yo he leído Un ardiente verano, que es más corta, una nouvelle, la historia de un joven, mal estudiante, que, por serlo, debe pasar las vacaciones de verano en el campo, en un entorno de parientes ricos, bajo el control férreo de su padre, que toma sus derivas. ¿Novela de iniciación? Tiene algo de eso, que siempre es fascinante: las primas enamorables, las criadas apetecibles? Todo, menos estudiar. Los centroeuropeos y los nórdicos ?ahí cuadra Keyserling? son, por algún motivo, especialistas en historias sobre jóvenes abrumados en el tránsito hacia la vida adulta.

Autor: KEYSERLING, EDUARD VON

KEYSERLING, EDUARD VON

Eduard Graf von Keyserling nació en el castillo de Paddern, cerca de Hasenpoth (Aizpute), Curlandia, en 1855. Miembro de una antigua y noble familia alemana del Báltico, y familiar del filósofo Hermann Keyserling, estudió en la Universidad de Dorpat, pero fue obligado a abandonar sus estudios debido a un incidente que le alejó de los círculos aristocráticos. Tras mudarse a Viena, continuó estudiando y empezó a familiarizarse con las ideas sociales del naturalismo. Fue entonces cuando comenzó a publicar. Posteriormente se trasladó a Munich, de donde, a excepción de una corta estancia en Italia, ya no saldría. En Munich frecuentó nuevos círculos artísticos, entre los que se encontraban L. Corinth, M. Halbe, R. Kassner y F. Wedekind. Durante esa etapa, escribiría muchas obras de teatro, pero lo que le condujo al verdadero reconocimiento fueron sus novelas. Ya enfermo de sífilis, en 1904 publicó la novela Un ardiente verano (Nocturna, 2010). En 1908 se quedó ciego y hubo de dictar sus últimas novelas -entre otras, Olas (1911) y Princesas (1917, Nocturna, 2010)- a sus hermanas, hasta su muerte en 1918.