Buscador de libros

Busqueda avanzada
CÁNTICO CÓSMICO: portada
  • N° páginas : 416
  • Medidas: 145 x 230 mm.
  • Peso: 520 gr
  • Encuadernación:
El editor no ha facilitado más datos

CÁNTICO CÓSMICO CARDENAL,ERNESTO

Editorial:
Colección:
LA DICHA DE ENMUDECER
ISBN:
978-84-9879-348-2
EAN:
9788498793482
Precio:
24.04 €
Precio con IVA:
25.00 €

¿Quieres comprar este libro? Busca tu librería más cercana

 

Sinopsis

«Cántico Cósmico es una obra magistral, de un poeta que podemos ya sin vacilar llamar de los más grandes del siglo... Está destinada a ser la obra poética de mayor impacto que haya dado Latinoamérica en este siglo con Cantos de Vida y Esperanza de Darío y el Canto General de Neruda... El poeta José Coronel Urtecho compara este extenso y complejo poema con La Divina Comedia de Dante y De rerum natura de Lucrecio, comparación tan atrevida como justa en muchos sentidos» (Paul W. Borgeson Jr., Universidad de Illinois, Estados Unidos). «... Faltan las categorías críticas para hablar de este libro: es de una audacia tan inaudita que todavía no he salido de mi asombro. Si lo comparo con la poesía que se hace en este país, entre anémica y excrementicia, me quedo sin palabras: me falta aliento. ¡Qué aplomo, qué valentía!» (José María Valverde). «El Cántico de Cardenal es, como el del poeta cósmico de Manhattan, un canto dinámico y colectivo, y de ahí que el poeta nicaragüense pueda afirmar el carácter plural de su canto con gozoso dejo whitmaniano: ?es la Tierra quien canta en mí este Cántico cósmico?» (Luce López-Baralt, El cántico místico de Ernesto Cardenal, Trotta, 2012).

Autor: Cardenal, Ernesto

Cardenal, Ernesto

Nacido en Nicaragua en 1925, es considerado el más importante poeta vivo de Hispanoamérica. Desde su juventud participó en la lucha contra la dictadura de Somoza. A los 31 años tuvo una conversión religiosa que lo hizo ingresar en un monasterio trapense en Kentucky (Estados Unidos), donde fue discípulo del famoso contemplativo y escritor norteamericano Thomas Merton. Más tarde, ordenado sacerdote, y por consejo del propio Merton, fundó una comunidad contemplativa en una isla del archipiélago de Solentiname en el Lago de Nicaragua; la que más tarde fue destruida por el ejército de Somoza por su participación activa en la lucha de liberación del Frente Sandinista. Tras el triunfo de la revolución, Ernesto Cardenal pasó a ser Ministro de Cultura del gobierno revolucionario.