Buscador de libros

Busqueda avanzada
El color de los días: portada
  • N° páginas : 124
  • Medidas: 150 x 210 mm.
  • Peso: gr
  • Encuadernación: Rústica
Descargar Ficha Enviar Ficha

El color de los días MAS,MARIA LUISA

Cuatro cuentos para niños.

Editorial:
Colección:
FABULA LITERATURA INFANTIL
Materias:
LITERATURA INFANTIL Y JUVENIL;
ISBN:
978-84-16034-13-0
EAN:
9788416034130
Precio:
13.46 €
Precio con IVA:
14.00 €

¿Quieres comprar este libro? Busca tu librería más cercana

 

Sinopsis

El color de los días, el más extenso y el que da título al volumen, es un escrito fantástico-poético que se divide en varios capítulos, donde se cuenta la historia de Chipi-Chipi, un caballito en busca de su madre y cuyo desenlace sorprende por su dulzura y mensaje. Lla extraña flor: En este cuento se valora el esfuerzo, el trabajo y el amor, visto desde una perspectiva, donde el sueño y la realidad se funden. María Azul: Historia de una niña que ansía descubrir el mundo que se abre ante sus ojos y que decide al fin hacerlo por sí misma. El tiempo le dará una respuesta. La bruja chulita: El mal se encuentra encarnado por una «brujona». Ante las múltiples peticiones que exige a un joven decidido y valiente, la soberbia de la bruja la dejará burlada.

Autor: Mas, María Luisa

María Luisa Mas es una escritora nacida en Valencia que desde su infancia tuvo bien definida su vocación. Tiene publicados dos libros de relatos: Sueños de otoño, premiado con el segundo Premio Tiflos 2002, publicado por Ediciones Tantín y Luz y niebla, volumen en el que se encuentra el relato titulado El secreter, que obtuvo el primer premio de cuento Luis Braille de la Comunidad Valenciana en 2001, y publicado por la Editorial Renacimiento. El color de los días, libro de cuentos infantiles, va dirigido a los niños, que siempre acogen con amor todas las historias que les hacen descubrir los valores del ser humano y que se encuentran presentes en estos relatos. Al entrar en contacto con un mundo atrayente y fantástico, lleno de poesía, no solamente disfrutan los niños, sino todas aquellas personas que todavía conservan en su espíritu la llama de la infancia.