Buscador de libros

Busqueda avanzada
COMIDAS Y VINOS DE ESPAÑA: portada
  • N° páginas : 120
  • Medidas: 100 x 210 mm.
  • Peso: gr
  • Encuadernación: Rústica
Descargar Ficha Enviar Ficha

COMIDAS Y VINOS DE ESPAÑA FORD,RICHARD

Escrito en un estilo pintoresco, está lleno de detalles curiosos sobre lo que a nuestros abuelos les gustaba comer y beber, y todo ello sazonado con curiosos refranes españoles, de los que parece ser conocía casi tantos como Sancho Panza.

Editorial:
Colección:
PALADARES DE CORDELIA
Materias:
ENSAYO; COCINA;
ISBN:
978-84-936929-5-7
EAN:
9788493692957
Precio:
7.21 €
Precio con IVA:
7.50 €

¿Quieres comprar este libro? Busca tu librería más cercana

 

Sinopsis

En el otoño de 1830, el inglés Richard Ford llegó a España con su familia en busca de un clima más favorable para su mujer. Asentado en Sevilla, a partir de 1831 em-prenderá una serie de viajes por todo el país, interesándose por sus costumbres, su cultura y paladeando la ruda gastronomía que imperaba en el siglo XIX. Pocos viajeros extranjeros han descrito la realidad española con tanta precisión, agudeza y conocimiento. Sus libros "Manual para viajeros por España y lectores en casa" (1841) y "Cosas de España" (1846), en donde se detiene en las comidas y vinos de su país de acogida, son auténticas delicias para los paladares más exigentes de la literatura gastronómica.

El libro en los medios

El paladar de Richard Ford (Reino de Cordelia). El Mundo - Andalucía, abril 2012

26/12/2012

"Richard Ford fue uno de los más grandes descriptores de nuestro país. Asentado en Sevilla desde 1830 (la débil salud de su cónyuge necesitaba de un clima amable), recorrió España en un viaje literario que quedaría plasmado en su ya célebre Manual para viajeros por España y lectores en casa (1841) y sus Cosas de España (1846)."

Descargar

Autor: FORD, RICHARD

FORD, RICHARD

Richard Ford (Londres, 1796 - Devonshire, 1858) está considerado uno de los principales, sino el mejor, de los viajeros ingleses que llegaron a España atraídos por el exostismo que ofrecía en el siglo xix un país atrasado, desangrado por la guerra contra el ejército napoleónico. Llegó en 1830 y se marchó sólo tres años después, pero fue tiempo suficiente para tomar las notas que le permitirían escribir en su retiro de Exeter, que decoró al estilo español con jardines inspirados en los del Generalife, una serie de artículos publicados en la Quarterly Review. Alentado por el editor John Murray, en 1845 publicó en dos volúmes de más de mil páginas "Manual para viajeros por España y lectores en casa", que obtuvo un enorme éxito, lo que le permitió realizar varias reediciones. Posteriormente, en 1846, dio a la imprenta "Cosas de España", donde recoge lecturas y datos facilitados por amigos españoles, entre ellos el arabista Pascual de Gayangos. El hispanista Gerald Brenan dijo de Richard Ford que su pasión y entusiamo por todo lo relativo a España le proporcionaron una profunda visión del país, advirtiendo las diferencias entre las regiones y el aspecto universal de los españoles. Su mirada lleva implícita la advertencia que hizo a sus compatriotas: ?El viajero que se disponga a hacer comparaciones no debe jamás olvidar que España no es Inglaterra, lo que muy pocos alcanzan a comprender?.