Buscador de libros

Busqueda avanzada
El devorador de calabazas: portada
  • N° páginas : 240
  • Medidas: 130 x 200 mm.
  • Peso: 308 gr
  • Encuadernación: Rústica
Descargar Ficha Enviar Ficha

El devorador de calabazas MORTIMER,PENELOPE

Una inteligente y sofisticada fábula sobre madres, hijos, maridos y esposas. Una ingeniosa comedia negra que podría haber firmado Richard Yates o Sylvia Plath.

Editorial:
Traductor:
Magdalena Palmer
Colección:
IMPEDIMENTA
Materias:
NARRATIVA AUTORES EXTRANJEROS;
ISBN:
978-84-15979-36-4
EAN:
9788415979364
Precio:
19.18 €
Precio con IVA:
19.95 €

¿Quieres comprar este libro? Busca tu librería más cercana

 

Sinopsis

Antes de que fuese chic que las amas de casa intercambiasen historias sobre su tristeza como intercambiaban recetas para el relleno del pavo, antes de que su vida pudiera considerarse literaria y de que una mujer desesperada inspirase interés en lugar de hartazgo, existió Penelope Mortimer. La protagonista de esta ingeniosa comedia negra, una roman à clef intelectualmente impecable, la señora Armitage, ha pasado por cuatro matrimonios y es madre de un buen número de hijos. Pero quiere tener más ya que, en su opinión, traer hijos al mundo es algo que se le da bien. La maternidad es lo que hace de ella un ser humano importante, una idea que no encaja en los planes de su actual marido, Jake Armitage, un guionista de éxito que le hace creer que la única manera de salvar su matrimonio es impidiendo el nacimiento de un nuevo bebé. Se inicia así una lucha brutal en la que la señora Armitage es a la vez el campo de batalla, la víctima y la ejecutora.

El libro en los medios

El devorador de calabazas, de Penelope Mortimer - Tu nombre en la portada (6 de julio de 2015)

06/07/2015

En la muy ajetreadra biografía de Penelope Mortimer llama la atención que durante un tiempo escribiera una de esas columnas dedicadas a dar consejos domésticos (además, ejercía este papel en el Daily Mail, el más odiador y odioso de los tabloides).

El devorador de calabazas (Impedimenta) Reseña tunombreenlaportada.blogspot.com 06 julio 2015

06/07/2015

"Más allá del retrato cruel, en el que la propia protagonista, con sus neurosis y sus obsesiones tampoco sale indemne, El devorador de calabazas destaca por un gran tino a la hora de mezclar tiempos dispersos y situaciones acumulativas. A veces puede dar la impresión de que se trata de uno de esos libros que más bien son una carta de quejas, pero al evitar dibujarse a sí misma (o a ese personaje que tanto se le parece) como una víctima inocente, Penelope Mortimer consigue una mayor veracidad y comprensión."

« El devorador de calabazas» de Penelope Mortimer. Ni un día sin Libro, 21 de enero de 2015.

12/02/2015

Penélope Mortimer da título en forma de canción infantil a esta comedia negra marcada por su alto contenido autobiográfico. Es una obra sencilla y apasionada, narrada en primera persona por la señora Armitage que nos sumerge en las vicisitudes de una mujer de clase media con el matrimonio y la maternidad como únicos objetivos en la vida.

«El devorador de calabazas», de Penelope Mortimer (Impedimenta) - Granite & Rainbow, 26 de enero de 2015

26/01/2015

«EL DEVORADOR DE CALABAZAS es una historia brutal, en muchísimos sentidos. Penelope Mortimer hila en esta historia los sentimientos más esplendorosos y las bajezas más absolutas a las que es capaz de tejerse un ser humano.»

‘El devorador de calabazas’ de Penelope Mortimer. Top Cultural, 16 de diciembre de 2014

23/12/2014

El devorador de calabazas es la más lograda, sincera y descarnada obra de Penelope Mortimer, una especie de visionaria literaria, no tanto de la oscuridad de la vida doméstica como de la gris claustrofobia y las traiciones del matrimonio de clase media. Antes de que fuese chic que las amas de casa intercambiasen historias sobre su tristeza como intercambiaban recetas para el relleno del pavo, antes de que su vida pudiera considerarse literaria y de que una mujer desesperada inspirase interés en lugar de hartazgo, existió Penelope Mortimer. La protagonista de esta ingeniosa comedia negra, una roman à clef intelectualmente impecable, la señora Armitage, ha pasado por cuatro matrimonios y es madre de un buen número de hijos. Pero quiere tener más ya que, en su opinión, traer hijos al mundo es algo que se le da bien. La maternidad es lo que hace de ella un ser humano importante, una idea que no encaja en los planes de su actual marido, Jake Armitage, un guionista de éxito que le hace creer que la única manera de salvar su matrimonio es impidiendo el nacimiento de un nuevo bebé. Se inicia así una lucha brutal en la que la señora Armitage es a la vez el campo de batalla, la víctima y la ejecutora. Penelope Mortimer (de soltera, Fletcher) nació en 1918 en Rhyl, un pequeño pueblo del condado galés de Flintshire. Fue la hija pequeña de un clérigo anglicano que había perdido su fe. Tal era su desapego religioso y su odio por el Cristianismo que solía usar el boletín de la parroquia para, entre otras cosas, celebrar la persecución de la iglesia rusa por parte de los bolcheviques.

El devorador de calabazas (Ed. Impedimenta). Mercurio, noviembre de 2014

27/11/2014

Una novela, digámoslo de entrada, extraordinaria, brutal, sarcástica, conmovedora, corrosiva, realista, poética, desgarrada que narra la crisis en la vida de una mujer de clase media-alta, casada, insatisfecha. Nada muy original, pensarán ustedes, recordando las heroínas del siglo XIX. Sí. pero las desventuras de Ana Ozores, Emma Bovary o la Luisa de El primo Basilio podían atribuirse a la falta de libertad y de derechos. En cambio, esta inglesa de los años 50 (la novela es de 1962) puede votar y divorciarse. Lo cual resulta que no impide que los hombres sigan reteniendo, incomprensiblemente, ese poder que las leyes ya no les reservan; ni que las mujeres sigan encargándose de criar a los niños; ni que modelos trasnochados de feminidad las sigan asaltando por todas partes

Descargar

El útero y el voto. Mercurio, 27 de noviembre de 2014

27/11/2014

«Puede votar. Señora Evans. ¿Por qué no lo aprovecha? Yo puedo votar. Vaya. cualquiera diría que la emancipación de la mujer nunca ha tenido lugar. Querida señora Evans. protestemos. Presentemos propuestas, expongamos nuestro caso, exijamos nuestros derechos. Los hombres —lógicos, valientes, humanitarios, creativos, heroicos, los hombres se burlan de nosotras. Cómo vuelan los insultos. ¿Oye lo que dicen, mientras recorremos a baquetazos el pasillo entre el útero y la tumba? ¡Deja de intentar ser un hombre! ¡Deja de ser una maldita mujer!... Sea un hombre, señora Evans. Es todo lo que le queda.» El párrafo del que extracto estas frases contiene quizá el meollo de esta novela, una novela, digámoslo de entrada, extraordinaria, brutal, sarcástica, conmovedora, corrosiva, realista, poética, desgarrada que narra la crisis en la vida de una mujer de clase media-alta, casada, insatisfecha. Nada muy original, pensarán ustedes, recordando las heroínas del siglo XIX. Sí. pero las desventuras de Ana Ozores, Emma Bovary o la Luisa de El primo Basilio podían atribuirse a la falta de libertad y de derechos. En cambio, esta inglesa de los años 50 (la novela es de 1962) puede votar y divorciarse. Lo cual resulta que no impide que los hombres sigan reteniendo, incomprensiblemente, ese poder que las leyes ya no les reservan; ni que las mujeres sigan encargándose de criar a los niños; ni que modelos trasnochados de feminidad las sigan asaltando por todas partes.

El devorador de calabazas (Ed. Impedimenta). La ventana de los libros, 7 de noviembre de 2014

07/11/2014

La señora Armitage ha pasado por cuatro matrimonios y es madre de un buen número de hijos, pero quiere tener más porque, en su opinión, traer hijos al mundo es algo que se le da bien. La maternidad es lo que hace de ella un ser humano importante, una idea que no encaja en los planes de su actual marido, Jake Armitage, un guionista de éxito que la convence de que la única manera de salvar su matrimonio es impidiendo el nacimiento de un nuevo bebé. Aunque la lectura suele ser un acto solitario –incluso un ejercicio de aislamiento-, cuando uno encuentra un libro-joya siente la necesidad de gritarlo a los cuatro vientos, de compartirlo con quien sea, de comentarlo de pe a pa. Y si no hay nadie a tu alrededor que se lo haya leído, uno se vuelve un pesado y achicharra a los de su entorno: “Este libro es muy tú”. “Deberías leerlo”. “¿Todavía no te lo has leído? ¿A qué esperas?” Algo así es lo que me ha pasado con El devorador de calabazas (1962), de la británica Penelope Mortimer, rescatado en España por la editorial Impedimenta, (con una portada, todo hay que decirlo, preciosa). No me canso de hablar de esta novelita, de recomendarla, de repasar algunos párrafos, incluso semanas después de haberla leído. Ésta es la historia de la señora Armitage –cínica, desesperada, ingeniosa- una mujer, ama de casa, que sólo encuentra su lugar en el mundo a través de la maternidad, teniendo hijos y quedándose preñada sin parar, hasta que un aborto provocado –y a instancias de su marido- la deja estéril para siempre. No queda aquí la cosa: justo en ese momento, ella descubre que el señor Armitage ha dejado embarazada a su amante.

"El devorador de calabazas" (Ed. Impedimenta), 3 de noviembre de 2014

06/11/2014

Aunque la lectura suele ser un acto solitario –incluso un ejercicio de aislamiento-, cuando uno encuentra un libro-joya siente la necesidad de gritarlo a los cuatro vientos, de compartirlo con quien sea, de comentarlo de pe a pa. Y si no hay nadie a tu alrededor que se lo haya leído, uno se vuelve un pesado y achicharra a los de su entorno: “Este libro es muy tú”. “Deberías leerlo”. “¿Todavía no te lo has leído? ¿A qué esperas?” Algo así es lo que me ha pasado con El devorador de calabazas (1962), de la británica Penelope Mortimer, rescatado en España por la editorial Impedimenta, (con una portada, todo hay que decirlo, preciosa). No me canso de hablar de esta novelita, de recomendarla, de repasar algunos párrafos, incluso semanas después de haberla leído.

Matrimonio en tinieblas. El diario de Navarra, 3 de noviembre de 2014

03/11/2014

La voz de la señora Armitage, protagonista de la novela El devorador de calabazas, sirve a Penelope Mortimer para retratar su tóxico matrimonio con el escritor y abogado John Mortimer. Cuenta la escritora irlandesa Edna O"Brien (Tuamgraney, 1930) que todas y cada una de las mujeres que conoce deberían leer, al menos una vez en la vida, El devorador de calabazas, de Penelope Mortimer (Rhyl,1918 – Londres, 1999). Y no porque sea una novela en exclusiva para mujeres, o femenina, esa etiqueta que a veces se coloca, en cierta manera, para estigmatizar algunas obras. Esta recomendación, a buen seguro, proced más de la hondura psicológica de la historia, del estilo directo y descarnado de la autora que, a través del personaje de la señora Armitage – una mujer casada, madre de una prole de hijos – retrata las miserias de un matrimonio en guerra y cuajado de heridas. Es la voz de una mujer rota y también de la suya, pues a través del personaje retrata su destructivo matrimonio con el escritor, dramaturgo, guionista y abogado John Mortimer (Hampstead, 1923 – Turville, 2009).

Descargar

El devorador de calabazas (Ed. Impedimenta). Lector de guardia, 22 octubre 2014

29/10/2014

La protagonista de “El devorador de calabazas”, la señora Armitage, se nos presenta por primera vez en el diván de un psiquiatra, aburrida de las preguntas del médico que trata de sacarla de una depresión. Aparentemente el problema es que ella quiere tener más hijos y su cuarto marido no, pues ya tiene bastante con la numerosa prole que su mujer ha ido formando matrimonio tras matrimonio. La mujer insiste en que quedarse embarazada y criar hijos es algo que se le da bien.

Los infiernos familiares de Penelope Mortimer. El devorador de calabazas (Ed. Impedimenta). El Cultural, 25 de octubre de 2014

27/10/2014

Libros del Asteroide ha rescatado para nosotros al gran John Mortimer (1923-2009), y parece que ahora le va tocando el turno a la primera esposa del autor de Un paraíso inalcanzable, la periodista, escritora y guionista Penelope Mortimer (1918-1999), de quien Impedimenta acaba de publicar El devorador de calabazas (1962), con traducción de Magdalena Palmer. Los Mortimer (ella, de soltera, Fletcher) hicieron muchas cosas juntos: tuvieron un par de hijos, escribieron un libro de viajes y firmaron el guión de una extraordinaria película de terror psicológico (El rapto de Bunny Lake, de Otto Preminger), realizada en 1965.

El devorador de calabazas (Impedimenta) La Nueva España, 23 octubre 2014

24/10/2014

El devorador de calabazas (1962), una de las novelas más inteligentes y seductoras del curso literario que empieza. La galesa Penelope Mortimer (1918-1999), cuya inestable vida alimenta en parte la trama del volumen, tuvo, a diferencia de su criatura de papel, una fructífera carrera como periodista, guionista, novelista y biógrafa.

Descargar

El devorador de calabazas (Impedimenta) El Cultural, 25 septiembre 2014

21/10/2014

Penelope Mortimer tuvo cuatro matrimonios frustrados y fue madre con todas sus parejas de un total de seis hijos. Su último marido fue el escritor John Mortimer, mujeriego empedernido y adúltero declarado con el que pasó una de las etapas emocionales más duras de su vida. En ella está basada El devorador de calabazas, una excelente muestra sobre la realidad superando con creces la mejor de las ficciones.

El devorador de calabazas, de Penelope Mortimer (Impedimenta) El Cultural, 25 septiembre 2014

20/10/2014

La escritura de los Mortimer tiene mucho en común: un humor corrosivo que no deja títere con cabeza, la sonora brillantez de los diálogos, una furia iconoclasta que se lleva por delante, muy especialmente, las relaciones de pareja y familiares y, en conjunto, los hábitos y costumbres de la clase media británica, dejando un rastro de dramático patetismo. Esto se comprueba en El devorador de calabazas.

El devorador de calabazas, de Penelope Mortimer (Impedimenta) SModa, 2 octubre 2014

08/10/2014

Por qué deberías leerlo: Porque es divertida, cruel y feminista. Porque la vida de Mortimer fue un poco análoga a la novela: teniendo hijos de matrimonios anteriores se casó con Jon Mortimer, se pusieron los cuernos y él la obligó a esterilizarse. Porque esta novela después la llevarían al cine Harold Pinter y Jack Clayton y Anne Bancroft se llevaría el Bafta por interpretar a la sra. Armitage.

El devorador de calabazas, de Penelope Mortimer (Impedimenta) Ser Madrid, 30 septiembre 2014

07/10/2014

A través de esta historia la autora retrata la frustración y el hastío al que se enfrentaban muchas mujeres durante los años 50 y 60, cuando carecían de metas y objetivos más allá del matrimonio y la maternidad.

El devorador de calabazas, de Penelope Mortimer (Impedimenta) Librería Canaima, 26 septiembre 2014

02/10/2014

Si conocemos la vida de Penelope Mortimer sabremos que se trata de una autobiografía mal disimulada (su cuarto esposo fue el novelista John Mortimer), lo cual dota al libro de una dolorosa realidad, convirtiéndolo en conmovedor y brillante.

El devorador de calabazas, de Penelope Mortimer (Impedimenta) El Periodico de Cataluña, 24 septiembre 2014

30/09/2014

Penelope Mortimer (Rhyl, Gales, 1918 -Londres, 1999) forma parte de esa superpoblada y muy recomendable liga de escritoras británicas que a mediados del siglo XX conectaron a la perfección con el público lector -no necesariamente femenino, pero sí en su mayoría- a base de relatar con amargura y ese inconfundible sentido del humor cómo les iba a las mujeres en los años 60, en los albores de la emancipación femenina generalizada.

El devorador de calabazas, de Penelope Mortimer (Impedimenta) Tiempo, 25 septiembre 2014

30/09/2014

Impedimenta nos ha vuelto a sorprender, esta vez al recuperar la novela de Penélope Mortimer El devorador de calabazas: en palabras de Edna O´Brien, “un libro que todas y cada una de las mujeres que conozco deberían leer al menos una vez en la vida”.

El devorador de calabazas, de Penelope Mortimer (Impedimenta) ABC Cultural, 21 septiembre 2014

24/09/2014

Más que una novela, "El devorador de calabazas" es una catarsis. La de Penélope Mortimer, que volcó en ella su tempestuoso matrimonio con el guionista y dramaturgo John Mortimer

Descargar

El devorador de calabazas, de Penelope Mortimer (Impedimenta) ElBoomerang, 18 septiembre 2014

18/09/2014

La más lograda, sincera y descarnada obra de Penelope Mortimer, una especie de visionaria literaria, no tanto de la oscuridad de la vida doméstica como de la gris claustrofobia y las traiciones del matrimonio de clase media.

El devorador de calabazas, de Penelope Mortimer (Impedimenta) El Diadio de Sevilla, 14 septiembre 2014

16/09/2014

Penelope Mortimer narra en "El devorador de calabazas" una relación de pareja tormentosa, para la que se basa en su agitada historia personal.

El devorador de calabazas, de Penelope Mortimer (Impedimenta) Fantastic Plastic Mag, 9 septiembre 2014

16/09/2014

La protagonista de esta ingeniosa comedia negra, una roman à clef intelectualmente impecable, la señora Armitage, ha pasado por cuatro matrimonios y es madre de un buen número de hijos. Pero quiere tener más ya que, en su opinión, traer hijos al mundo es algo que se le da bien. La maternidad es lo que hace de ella un ser humano importante, una idea que no encaja en los planes de su actual marido, Jake Armitage, un guionista de éxito que le hace creer que la única manera de salvar su matrimonio es impidiendo el nacimiento de un nuevo bebé. Se inicia así una lucha brutal en la que la señora Armitage es a la vez el campo de batalla, la víctima y la ejecutora

El devorador de calabazas, de Penelope Mortimer (Impedimenta) DETOUR: DIARIOS, 15 septiembre 2014

15/09/2014

En efecto, Richard Yates, John Cheever, parte de la sociología de los 60 o las poesías de Anne Sexton y Sylvia Plath, han tratado de encontrar una posible salida del laberinto, de esa casa de muñecas que la sociedad convirtió en prisión para la mujer. Penelope Mortimer, en cambio, prefirió mostrar la pérdida, esa identidad a medio construir, la carencia que no podía paliar el capital, el sexo o la autorrealización familiar. Por eso duele tanto pasar las hojas de El devorador de calabazas, por la autenticidad que impregna cada descripción, como un retrato psicológico al borde del colapso. Un matrimonio fracturado, abandonado a unas palabras que han perdido su referente, incapaz de ofrecer amor, ni siquiera comprensión. Abatido, desbordado, desnortado. Un relato sin respuestas, nacido del dolor. Una escritura encerrada en una casa de muñecas, en busca de su propia voz, que no se caracteriza por su tristeza, sino por su soledad.

El devorador de calabazas, de Penelope Mortimer (Impedimenta) Estandarte, 4 septiembre 2014

09/09/2014

«Traición, maternidad e identidad con Penelope Mortimer.» «El curso empieza apetitoso para los lectores más exigentes. Una de las novedades con pinta más sabrosa la presenta, cómo no, una de las editoriales que nos tienen más acostumbrados a los textos de altura publicados con mimo: Impedimenta, que inicia septiembre con la novela El devorador de calabazas, de Penelope Mortimer.»

Autor: Mortimer, Penelope

Mortimer, Penelope

Penelope Mortimer nació en 1918 Gales. Su padre fue un clérigo anglicano que había perdido su fe. En 1937 se casó con un corresponsal de Reuters con el que tendría dos hijas. Tuvo, además, otras dos hijas más, de dos hombres distintos. En 1949 Penelope conoció al escritor John Mortimer, mujeriego reconocido, con el que se casaría. Con él tendría un hijo y una hija. A estas alturas, Penelope era ya madre de seis hijos de cuatro padres diferentes. Tras quedar embarazada de nuevo, su marido la obligó a esterilizarse. Entre sus novelas destacan The Bright Prison (1956), Daddy’s Gone A-Hunting (1958) y El devorador de calabazas (1962), adaptada al cine con guión de Harold Pinter. La pareja se divorciaría en 1971. Penelope Mortimer moriría de cáncer a los 81 años.



Recomendado por las siguientes librerías

SIDECAR,