Buscador de libros

Busqueda avanzada
Ensayo sobre la supresión de los partidos políticos: portada
  • N° páginas : 95
  • Medidas: 105 x 170 mm.
  • Peso: 109 gr
  • Encuadernación: Rústica
Descargar Ficha Enviar Ficha

Ensayo sobre la supresión de los partidos políticos WEIL,SIMONE

Los partidos políticos están en entredicho. ¿Cabe preguntarse si el gobierno de las sociedades puede llevarse a cabo de otra manera? Igual merece una reflexión

Editorial:
Traductor:
José Miguel Parra
Colección:
L'HEXAGONE
Materias:
ENSAYO; SOCIOLOGIA CIENCIAS POLITICAS;
ISBN:
978-84-943830-4-5
EAN:
9788494383045
Precio:
11.54 €
Precio con IVA:
12.00 €

¿Quieres comprar este libro? Busca tu librería más cercana

 

Sinopsis

Note sur la suppression générale des partis politiques fue escrito en 1943, al final mismo de la trágica y corta vida de Simone Weil. Se encontraba en Londres, donde se había unido a los Franceses Libres en torno al general De Gaulle. Este ensayo fue publicado por primera vez siete años después, en el periódico mensual La Table Ronde (n.º 26, febrero de 1950). El texto fue inmediatamente alabado por André Breton. Volvería a ser publicado en forma de libro por Gallimard (1950) y más recientemente (2008) por Climats-Flammarion, en una edición que incluye el artículo de Breton.. También forma parte del volumen final de la monumental Oeuvres complètes de Simon Weil, editada por Florence de Lussy (Gallimard).3 Se ha incluido también un corto, pero magistral, ensayo de

Autor: WEIL, SIMONE

SIMONE WEIL (1909-1943) fue una de las primeras licenciadas en la École Normale Supérieure y enseñó filosofía en escuelas de provincias entre 1931 y 1938. Socialista, trabajó durante un tiempo en la cadena de montaje de Renault y se presentó voluntaria para luchar contra los fascistas en la guerra civil española. En 1938, una visión mística llevó a Weil a convertirse al catolicismo romano, aunque renunció al sacramento del bautismo. Weil huyó de Francia hacia los Estados Unidos en 1942, donde, en solidaridad con la población de la Francia ocupada limitó de forma drástica su ingestión de alimen