Buscador de libros

Busqueda avanzada
La estación azul: portada
  • N° páginas : 144
  • Medidas: 150 x 210 mm.
  • Peso: gr
  • Encuadernación:
Descargar Ficha Enviar Ficha

La estación azul LOSTALE,JAVIER

Una colección de poemas en prosa. Premio Francisco de Quevedo 2003

Colección:
LOS CUATRO VIENTOS
Materias:
POESIA;
ISBN:
978-84-16685-48-6
EAN:
9788416685486
Precio:
15.38 €
Precio con IVA:
16.00 €

¿Quieres comprar este libro? Busca tu librería más cercana

 

Sinopsis

Jaime Siles al referirse a La estación azul ha dicho: «Pocos libros conozco más puros e intensos que éste y en los que haya tanta riqueza emocional; sólo en Rilke y en algunos momentos en prosa de Juan Ramón podríamos encontrar paralelos de un texto como La ciega. La estación azul, en la que Lostalé ha llegado a su máximo grado de ignición, es una manera de acercarnos lo otro del sí mismo, el yo de la otredad. Es el lirismo solidario que, en general, caracteriza toda la obra de este autor, tan intensa como necesaria».

El libro en los medios

La estación azul (Renacimiento) Astorga Redacción 28/03/2017

28/03/2017

Todo revela aquí una esmerada elaboración literaria, lo que unido a una original mirada poética da lugar a un libro singularmente logrado, que destaca no solo en la trayectoria del autor, sino en el panorama poético español de las dos últimas décadas. Sería deseable que esta nueva salida de La estación azul —en rigor, edición ampliada— obtuviera la atención que su calidad merece.

La estación azul (Renacimiento) Satisfacciones de esclavo 15/03/17

15/03/2017

El otoño, “cansancio luminoso” y revelador de la edad alienta en el hombre el resplandor del incendio sin llama en “un bosque de preguntas”. El escritor tiene la habilidad de paralizar para nosotros el silencio inclinado que es el afecto de la madre al hijo, del devoto a la rosa, a los ausentes que “nunca cicatrizan dentro de nosotros” y de relatar la promesa de juventud de la belleza para contar desde el sentimiento la historia de la memoria. Versos traspasados de la delicadeza que habita en el jardín secreto de que olvidamos la llave quizá al recordar que “sólo quien ama tiene historia”. La hermandad de poetas arriba a “La estación azul” donde “cada palabra transparece grávida de aliento común” y las ideas permanecen germinando en el refugio de revelación que unifica la música de todos. Pendientes de nombre para existir, transfronterizos todos entre la felicidad y el desamparo “sin saber cuántos grados de soledad seremos capaces de alcanzar”. Javier Lostalé se cuelga los ropajes del mendigo por la desnudez de su palabra, desprendida de añadidos, para que sus poemas reinen guardando el silencio y nos trasladen a la casa de la inocencia al modo de Ovidio, espolvoreando de referencias sonoras, visuales que cristalizan en descubrimientos luminosos del conocimiento como el del vértigo del cuerpo en la piel encendida. Al poeta madrileño le queman los ojos paisajes que otros no ven y le provocan íntimas mareas en su espíritu lunar, purificador, celebratorio, pues “la luna arrasa los engañosos espejos y nos devuelve nuestra imagen verdadera”. Y el lector, envenenado de su esencia no puede más que entregarse al baño de su palabra y respirar.

La estación azul (Renacimiento)

29/11/2016

La estación azul, desde su mirada fragmentaria, contiene una intensa narratividad lírica; sus piezas conforman un árbol de luz, una realidad con epitelio onírico, que aporta a quien se acerca la claridad gozosa del encuentro, esa propuesta de la palabra hecha refugio, indagación y búsqueda.

La estación azul (Renacimiento) Diario de Sevilla

29/09/2016

Era el mayor de los cinco poetas que aparecían en aquella antología de Antonio Prieto, Espejo del amor y de la muerte, donde velaron sus primeras armas nombres luego muy conocidos como Luis Alberto de Cuenca o Luis Antonio de Villena, pero Javier Lostalé (Madrid, 1942) se ha mantenido milagrosamente joven, inmune a las injurias de la edad, y sigue mostrando el entusiasmo de un muchacho felizmente incontaminado de las vanidades o los trampantojos de la vida literaria.

La estación azul (Renacimiento) ABC

15/09/2016

Hondo siempre, y dueño de una expresión tan bella como exacta, en estos poemas en prosa viene a exaltar diferentes estados de contemplación o de meditación. Él hace, como quería María Zambrano, que ninguna palabra quede sin interior. Y ya nos hable de la poesía o de la música, de la memoria o del silencio de los libros, siempre acierta a encontrar ese instante que emana del mirar, porque mirar es encuentro y amistad con el mundo. Por eso, la poesía de Javier Lostalé debe empezar ya a ser reconocida dentro de su generación, porque el camino recorrido desde «Jimmy, Jimmy» hasta «La tormenta transparente» nos ofrece una obra sólida, de indudable solvencia, de uno de los más emocionantes poetas del amor.

Autor: Lostalé, Javier

Javier Lostalé (Madrid, 1942) es autor de siete libros de poemas: Jimmy, Jimmy (1976, 2010), Figura en el Paseo Marítimo (1981), La rosa inclinada (1995), Hondo es el resplandor (1998, 2011), La estación azul (2003), Tormenta transparente (2010) y El pulso de las nubes (2014). Su poesía escrita entre 1976 y 2001 fue reunida bajo el título La rosa inclinada (2002). Una selección de su obra ha aparecido en tres antologías: Espejo del amor y de la muerte (1971), Rosa y Tormenta (2011) y Azul relente (2014).