Buscador de libros

Busqueda avanzada
FALL RIVER: portada
  • N° páginas : 197
  • Medidas: 140 x 220 mm.
  • Peso: gr
  • Encuadernación: Rústica
Descargar Ficha Enviar Ficha

FALL RIVER CHEEVER,JOHN

Libro inédito en España de relatos de John Cheever, de 1931 a 1949. Prólogo de Rodrigo Fresán. Relato de iniciación de Cheever. Trece relatos aparecidos en Revistas como Cosmopolitan o New Republic. Libro de culto para aficionados al relato.

Editorial:
Colección:
VOCES
Materias:
NARRATIVA AUTORES EXTRANJEROS;
ISBN:
978-84-96911-24-6
EAN:
9788496911246
Precio:
17.79 €
Precio con IVA:
18.50 €

¿Quieres comprar este libro? Busca tu librería más cercana

 

Sinopsis

En estos trece cuentos de iniciación (1931-49), aparecidos en revistas como Cosmopolitan, Collier?s, The Atlantic Monthly o The New Republic, encontramos las huellas digitales del gran John Cheever y su universo particular: camareras, hipódromos o la Gran Depresión. Amigo de Dos Passos y Cummings, elogiado por Capote y Nabokov, se le considera el Chejov de los suburbios y un auténtico clásico de la literatura del siglo XX. ?De lo que sí disfrutaremos en Fall River es de la vista y visión de John Cheever aprendiendo a nadar. De un joven escritor abrazando y luchando con sus influencias, de la tensión que lo lleva de Ernest Hemingway a Francis Scott Fitzgerald {...} Bienvenido, bienvenidos? (Rodrigo Fresán).

El libro en los medios

El trepanador de cerebros / Fall River (Blog Andalán)

23/06/2016

La pasada feria del libro en Zaragoza visité la caseta de Tropo Editores. Hacía sol, no había demasiada gente y me entretuve admirando las portadas de Óscar Sanmartín Vargas. Escogí un ejemplar de “El trepanador de cerebros”, primera novela de Sara Mesa. Al identificarme como crítico literario me obsequiaron con un segundo libro que no era una novedad, ni tampoco uno de los títulos más conocidos del catálogo. Se trataba de “Fall River”, colección de los primeros cuentos del clásico norteamericano John Cheever. De vuelta a casa tuve una intuición: leería ambos libros simultáneamente, alternando capítulos de la novela con cuentos de la colección. Escribiría un único artículo sobre ambos, intercalaría reflexiones acerca de Sara Mesa y John Cheever. ¿Por qué lo haría así? Lo ignoro. Caminaba a la sombra de los árboles por la plaza Aragón, enfilé la calle Canfranc. Me dirigí al colegio de mis hijos. Sara Mesa Leer dos libros a la vez suele descentrar. Los lugares, las épocas, los personajes parecen mezclarse –pienso, mientras observo la portada de “El trepanador de cerebros”, e imagino mi propia mente horadada por el pico de una retroexcavadora. La ciudad donde transcurre la novela se encuentra en obras. De modo permanente se construyen nuevos barrios a donde van a vivir masas de proletarios desclasados. Los protagonistas de la novela pertenecen a esta muchedumbre. Forman un grupo heterogéneo de friquis que comparten piso al no poder costearse uno propio: el Chamán, Edgardo Negroni, los hermanos Capiscol, Silvia, Lisardo… En algunos cuentos de Cheever incluidos en “Fall River”, escritos durante la crisis de los años treinta, se da también la situación de varios desconocidos que, por razones económicas, comparten piso en condiciones precarias. En particular en el bello cuento que da título al libro: “Río de otoño”, justo después de la introducción a cargo de Rodrigo Fresán. En él toda una ciudad aguarda que la maquinaría de una gran empresa textil vuelva a ponerse en movimiento. Entre tanto, todo es silencio, quietud. Los protagonistas del cuento apenas salen de sus casas: no disponen de dinero para pagar el alquiler, apenas comen y han tenido que empeñar incluso los libros. 1121215 John Cheever Aunque se trate de relatos primerizos, en cuentos como “Río de otoño” o “Autobiografía de un viajante” está ya presente el mejor Cheever. Tengo la sensación, mientras leo, de que la crisis le sirve al escritor norteamericano para incardinar a sus personajes más dramáticos, con traumas vitales que se entrelazan con la pobreza material o la escasez de oportunidades. Del mismo modo, pero a la inversa, la bonanza económica sirve a Sara Mesa para crear la sátira sobre la sociedad capitalista que es “El trepanador de cerebros”. Una ciudad donde se construye sin parar, donde se crea un macro parque temático llamado PreHistoric Park, que dará trabajo a los protagonistas y terminará por esclavizarlos, tras su fracaso en el intento de filmar una película titulada “La nalga”. Fall riverTodas estas situaciones grotescas, narradas por la autora con fina ironía, me han recordado a ciertos autores de la generación norteamericana de los años noventa. En particular a David Foster Wallace y a George Saunders. De este último leí hace tiempo un relato que se desarrolla en uno de estos parques: “Guerracivilandia en ruinas”. Y al igual que ocurría con Cheever, en “El trepanador de cerebros” está presente la Sara Mesa posterior. Pongo como ejemplo el tema de la cleptomanía, enfermedad asociada al deseo de poseer, y por tanto al consumismo, que la autora desarrolló con brillantez en su última y aclamada novela: “Cicatriz”, editada por Anagrama. Conforme avanzo en los capítulos de la novela y en los cuentos de la antología me doy cuenta de la sutileza con que los escritores se encuentran, de modo incipiente, en cada cosa que escriben. De cómo cada obra literaria es un embrión, un presagio de las siguientes. Cheever siempre fue un escritor dramático. Mesa, en cambio, ha escrito obras satíricas y obras dramáticas. Entre estas últimas destaca su último libro de cuentos: “Mala letra”, obra de lo más cheeveriana. ¿Será este el motivo por el cual he querido leer simultáneamente estos dos “Tropos”?

"Cheever, la acidez, el fracaso y la nada" (Tropo Editores) Heraldo de Aragón, 23 mayo 2013

23/05/2013

Libro inédito en España de relatos de John Cheever, de 1931 a 1949. Prólogo de Rodrigo Fresán. Relato de iniciación de Cheever. Trece relatos aparecidos en Revistas como Cosmopolitan o New Republic. Libro de culto para aficionados al relato.

Descargar

Quizá el mundo debería leer más. Debería leer estos cuentos de John Cheever en épocas de bonanza porque nos enseñan lo que puede suceder. Porque la literatura refleja también el mundo que fue.

05/02/2013

Fall River recoge los relatos de aprendizaje de John Cheever escritos entre 1930 y 1940. Pero bien podrían escribirse igual ahora, es lo que tienen las crisis: te golpean igual independientemente de las épocas.

"PALABRA POR PALABRA. Cuentos de Otoño" (Blog Fernando Ontañón, 21 mayo)

30/05/2011

"Estoy leyendo Fall River, un libro de cuentos de John Cheever (Tropo Editores, 2010) que recoge los primeros relatos publicados por el autor de El nadador en diversas revistas entre 1931 y 1949, algunos de ellos, escritos cuando apenas contaba veinte años".

"En sus relatos, con un estilo cortante y desnudo Cheever radiografía la mediocridad de la América de los años 30"

13/05/2011

"Recomendación: Amigos del relato corto ambientado en los EEUU de la Gran Depresión". (Blog Deborahlibros, 12 abril)

Fall River, de John Cheever (Tropo Editores)

13/04/2011

"Nadie como John Cheever (Massachussets, 1912/Nueva York, 1982) para retratar el alma de Estados Unidos en los tiempos de la depresión, época que, leyendo los relatos que Tropo incluye en Fall River, se nos antoja cercana y familiar". (Blog Culturamas, 11 abril)

Fall River, de John Cheever (Tropo Editores)

09/03/2011

Nadie como John Cheever (Massachussets, 1912/Nueva York, 1982) para retratar el alma de "Estados Unidos en los tiempos de la depresión, época que, leyendo los relatos que Tropo incluye en "Fall River", se nos antoja cercana y familiar. El llamado Chejov norteamericano, con gran acierto, fue también novelista, pero en donde se desenvolvió con más brillantez fue en el campo del relato breve alguno de los cuales, como El nadador, interpretado por Burt Lancaster y dirigida por Frank Perry, se convirtió en película". (Blog Anika entre libros)

Autor: CHEEVER, JOHN

CHEEVER, JOHN

Escritor estadounidense nacido en Massachussets en 1912. Aunque es autor de novelas como Falconer o Parecía el paraíso, sin embargo, Cheever ha sido uno de los grandes cuentistas norteamericanos del siglo XX. Denominado frecuentemente el ?Chejov de los barrios residenciales?, sus relatos se caracterizan por la maestría con la que describe las tensiones de la existencia cotidiana, así como la decadencia moral de la clase media. El alcoholismo, la homosexualidad y las relaciones frustradas son pulsiones latentes a los largo de toda su obra. En 1979 ganó el premio Pulitzer por la compilación de sus relatos titulada The Stories of John Cheever. En la actualidad, se considera uno de los escritores norteamericanos más influyentes del siglo XX.