Buscador de libros

Busqueda avanzada
GOKUMON-TO: portada
  • N° páginas : 420
  • Medidas: 150 x 210 mm.
  • Peso: gr
  • Encuadernación:
Descargar Ficha Enviar Ficha

GOKUMON-TO YOKOMIZO,SEISHI

Un peligroso puzzle en el que se entremezclan secretos del pasado y luchas de poder. Un soberbio thriller protagonizado por uno de los personajes más queridos de Japón.

Editorial:
Colección:
NOVELA POLICIACA
Materias:
NOVELA POLICIACA;
ISBN:
978-84-942858-7-5
EAN:
9788494285875
Precio:
18.75 €
Precio con IVA:
19.50 €

¿Quieres comprar este libro? Busca tu librería más cercana

 

Sinopsis

«Te pido que vayas a la isla de Gokumon en mi lugar… Si no, matarán a mis hermanas…» Estas son las últimas palabras que su amigo y camarada de guerra, dirige a Kindaichi Kosuke antes de fallecer. Movido por la obligación moral, este viajará hasta Gokumon-to, literalmente, la Isla de las Puertas del Infierno, un pequeño islote poblado por descendientes de piratas y criminales en medio del mar Interior de Seto. Allí se encontrará con una comunidad cerrada y recelosa del forastero en la que se están produciendo una serie de horribles asesinatos planeados a sangre fría, que escapan a la razón.

El libro en los medios

"Gokumon-to" (Quaterni) - Kappa Bunko, julio 2015

27/07/2015

¿La mejor novela de misterio japonesa? Es difícil decirlo, pero no se puede negar que, además de contener los mejores elementos de la novela detectivesca tradicional, funciona como reflejo de los conflictos religiosos y sociales que tuvieron lugar en Japón tras la II Guerra Mundial, extrapolables a nivel mundial; y todo esto narrado de manera fascinante.

Autor: Yokomizo, Seishi

Yokomizo, Seishi

Es considerado, junto con Edogawa Ranpo, uno de los máximos exponentes de la novela de misterio japonesa. Sus obras, de marcada influencia occidental, están inspiradas en los clásicos de la “edad de oro” de la ficción detectivesca. Conocido, fundamentalmente, por ser el creador del célebre detective Kosuke Kindaichi que recordará al lector occidental a los imprescindibles Padre Brown o al doctor Gideon Fell.