Buscador de libros

Busqueda avanzada
GRITOS VERTICALES: portada
  • N° páginas : 75
  • Medidas: 140 x 200 mm.
  • Peso: gr
  • Encuadernación: Rústica
Descargar Ficha Enviar Ficha

GRITOS VERTICALES IGLESIAS,GRACIA

?Gritos verticales? es una obra poética dirigida a público adulto. Plagado de ricas imágenes literarias, que llegan al corazón del lector.

Editorial:
Colección:
POESIA ILUSTRADA
Materias:
POESIA Y TEATRO;
ISBN:
978-84-938086-3-1
EAN:
9788493808631
Precio:
11.54 €
Precio con IVA:
12.00 €

¿Quieres comprar este libro? Busca tu librería más cercana

 

Sinopsis

El libro está dividido en cuatro partes tituladas Álamos blancos; En los ojos del agua; Las lombrices suicidas; y Detrás de la ventana. El título del poemario hace referencia a la metáfora con la que la autora define los álamos blancos que rodean su casa. Gracia vive por, para y según la escritura. Lo mismo es humo, una fabricante de elefantes, el pepito grillo de un saltamontes o viste su espléndido cuerpo de cerezas. Poeta de riesgo, apuñala cebollas en sus ratos libres o vive dentro de una caja lejos del mundo real donde los simples mortales morimos de tedio. Actualmente divide su tiempo entre sueños de fuga a mundos de fantasía y realidades paralelas donde el arte es la principal preocupación de la humanidad. Hoy quiere que todos nos tumbemos en la horizontal de la tierra y gritemos al cielo. Con ustedes, la creadora, la domadora de palabras, la excepcional, Gracia Iglesias. Pedro G.ª Chain

El libro en los medios

Gritos verticales, naturaleza muerta de Gracia Iglesias

10/06/2011

Gritos verticales, naturaleza muerta de Gracia Iglesias Por Javier Gato La poesía de Gracia Iglesias en Gritos verticales (Cangrejo Pistolero, 2010) adopta la forma de una expresión lírica que huye deliberadamente del prosaísmo y que hunde audazmente sus raíces en el simbolismo más sensual y en ocasiones hermético. Leyendo a Gracia Iglesias recuerdo a José Lezama Lima y su afán de crear un estado poético, un universo de metáforas independiente del mundo sensible, con sus propias leyes y sus propios comportamientos. Inmerso en las páginas de Gritos verticales he desistido en la empresa de buscar la solución al acertijo, de hallar la resolución del conflicto que provoca el concepto barroco en mitad del verso: no es ése, pienso, el modo de abordar este poemario. Gracia Iglesias se ha ocupado ante todo de la creación de una exquisita pieza de orfebrería, en la cual la belleza trasciende todo mensaje poético, todo anhelo de comunicación de experiencias. Aquí, impera el poder de la lírica frente al de la narración: no se trata de relatar situaciones, sino de exponer sentimientos cuya causa en gran parte desconocemos, porque ello contribuye al gran misterio de la belleza; no se trata de traducir en metáforas el mundo de Gracia Iglesias la mujer, sino de ir tejiendo sobre las páginas una naturaleza virgen, recién creada por la poeta-demiurgo, en la que el lector ha de zambullirse sin prejuicios ni objeciones. La propia Juana Castro, que escribe el prólogo del libro, advierte de antemano al lector de las múltiples interpretaciones y sentidos de cada poema, de la infinita peregrinación hacia la belleza y la verdad que supone leer Gritos verticales. Esta plurivocidad de los textos que componen el poemario de Gracia Iglesias constituye gran parte de su atractivo para los avezados lectores de poesía, para aquellos a quienes el texto lírico se presenta como un desafío, un enigma cuya respuesta es conocida al final de un largo proceso pero que resultará siempre indescifrable...

"Gritos verticales" de Gracia Iglesias, una poeta en conflicto

07/05/2011

?"Gritos verticales" es un libro existencial, donde las imágenes se van precipitando más allá del objeto real que las palabras evocan. Y en este allá encontraremos tejados en madrigueras, contemplación y estremecimiento, alguien en sueños y en pesadillas, alguien interior?, pero sobre todo hay una sobrecogedora belleza palpitando en el fondo del desasosiego, y en el temblor de su escritora?. Así define la escritora Ana Rossetti el quinto poemario de la poeta alcarreña Gracia Iglesias, que ayer era presentado en el teatro Moderno de Guadalajara, de una manera inusual, con puesta en escena de los versos. La pena fue que una vez más se demostró que la poesía está huérfana de compañía y apenas comparecía una veintena de personas entre el público asistente. Es un precioso ?libro objeto? que cuenta con las ilustraciones de Ana Arcas, y una esmerada edición a cargo del ?Cangrejo Pistolero?, que ha visto la luz gracias las a ayudas a la creación literaria que concede el Gobierno Regional, tal y como explicaba el director general de Promoción Cultural, Rafael de Lucas, quien participó en la presentación, reconociendo a la autora como ?una mujer especial y una escritora excepcional?, ?una mujer que vive por para y según la escritura? (citando a Pedro García Chain). De Lucas apuntó que en la primera convocatoria de estas ayudas a la creación literaria se han concedido 19 subvenciones, de las cuales, 12 libros ya se han publicado, siendo este el primero en presentarse. ?Si son todos tan buenos como éste puedo asegurar que para el Gobierno de Barreda es una experiencia gratificante que vamos a mantener en posteriores ejercicios?. ?Quiero salvar la crisis con poesía?, dijo Antonio García Villarán, responsable de la editorial el ?Cangrejo Pistolero?, encargada de dar forma a la publicación, con la osadía de ser uno de los pocos sellos editoriales dedicados en exclusiva a la poesía, con cinco años de existencia y treinta títulos ya publicados. Las ilustraciones que completan esta obra, que también son gráfica poética, han surgido de los pinceles de Ana de Arcas, quien explicó el proceloso camino de comprender la intimidad de la autora como primera propietaria de la evocación de sus versos. Y en el prólogo, el certero análisis de la poeta cordobesa Juana de Castro, recientemente galardonada con el Premio de la Crítica, quien da la bienvenida a Gracia Iglesias al conflicto que supone ?la conciencia del tiempo, de la vida: de la muerte?. Una poesía coreografiada Ana Rosetti contaba que vio nacer a Gracia para la poesía, en 2002, con su primer poemario ?Sospecho que soy humo?, y que a partir de entonces, ?ha ido adentrándose más y más, en ese proceloso mar de las palabras, convirtiéndolas en imágenes inesperadas, haciéndolas saltar fuera de las páginas para tomar formas distintas a la tipografía, coreografiándolas, representándolas, tomándolas y convenciéndolas, con todos los medios a su alcance, para que suelten su tesoro secreto?. No hacía sino anunciar el perfo-recital que venía a continuación, con esa puesta en escena de los versos, donde la propia autora realizó una ilustración viva de los mismos, con el ahogo de un traje hermético, apuñalando una cebolla, descuajando una calavera o marcando con la música del salterio la angustia de su interior, porque como dice Gracias Iglesias en su libro, ?no se puede escribir desde el vacío?.

El Gobierno de Castilla-La Mancha y la poeta Gracia Iglesias presentan en el Teatro Moderno de Guadalajara el libro ?Gritos verticales?

07/05/2011

El director general de Promoción Cultural, Rafael de Lucas, acompañó a la autora en esta presentación en la que también participó la poeta Ana Rossetti. Este libro se encuentra entre los títulos que han recibido ayuda por parte del Gobierno regional para su edición y distribución entre las bibliotecas de Castilla-La Mancha, de modo que todos los ciudadanos puedan tener acceso a estas publicaciones. El Teatro Moderno de Guadalajara se convirtió ayer en el lugar donde los ciudadanos pudieron disfrutar de la poesía de Gracia Iglesias, con motivo de la presentación de su libro ?Gritos verticales?, que ha sido publicado gracias a la ayuda del Gobierno de Castilla-La Mancha. Como parte de las diferentes líneas para incentivar a los creadores, a las artes plásticas y escénicas con que cuenta el Gobierno del presiente Barreda, se encuentran las que están destinadas a fomentar y dar a conocer el trabajo de los creadores literarios, tal y como explicó el director general de Promoción Cultural, Rafael de Lucas. Entre estos, se halla la ?escritora excepcional? Gracia Iglesias, cuyo trabajo ha visto la luz gracias a las ayudas a la creación literaria que concede el Ejecutivo Autonómico. Como señaló De Lucas, estas ayudas a la producción creativa van más allá de la edición de estas publicaciones y también contemplan la adquisición de ejemplares de estos títulos para su distribución en las 560 bibliotecas públicas que hay en toda la región, de modo que los ciudadanos puedan conocer estas publicaciones, gracias al programa ?Castilla-La Mancha Edita?. Como indicó el director general, ?es una satisfacción estar presentando un libro tan bueno y tan sugerente como Gritos verticales?, que se encuentra entre los 19 títulos que han contado con esta ayuda para su edición, y de los que una docena ya se han publicado. En la velada de este viernes en el Teatro Moderno, la poeta Gracia Iglesias llevó a cabo un perfo-recital, en el que también participó la consagrada poeta Ana Rossetti, que agradeció a la Junta de Comunidades su labor al incentivar estas creaciones. Como parte de esta presentación, también se proyectaron las ilustraciones que Ana Arcas ha hecho para el libro. Esta actividad sirvió también para pedir una mayor presencia de la poesía en la vida cotidiana de la ciudad, y finalizó con la lectura del Manifiesto en Pro de la Poesía ?Versos compartidos?, elaborado por el Taller de Poesía de la Biblioteca Pública de Guadalajara y las asociaciones Grupo el Observatorio y La Boheme. Sobre el libro y su autora ?Gritos verticales? es el quinto poemario de la escritora Gracia Iglesias, que aunque nacida en Madrid, está muy vinculada a la localidad de Chiloeches, en Guadalajara, donde reside actualmente. Según explicó Rossetti durante la presentación, ?Gritos verticales es un libro existencial, donde las imágenes se van precipitando más allá del objeto real que las palabras invocan?. La escritora destacó, asimismo, tanto el prólogo de la recientemente galardonada con el Premio de la Crítica de Poesía, Juana Castro; así como bellas ilustraciones del volumen a cargo de Ana Arcas. Una máscara de gas, cebollas iluminadas con velas y la música de un salterio, fueron algunos de los elementos que acompañaron en el escenario a Iglesias en esta performance poética con la que presentó algunos de los poemas que componen ?Gritos verticales?, editado por Cangrejo Pistolero Ediciones gracias al apoyo del Gobierno de Castilla-La Mancha. Autora de obra poética y narrativa tanto para adultos como para público infantil, Gracia Iglesias ha sido galardonada, entre otros, con los premios de poesía Gloria Fuertes, Nacional Miguel Hernández y Luna de Aire, y resultó finalista en el concurso de cuentos Hucha de Oro. Sus textos poéticos, narrativos y de crítica de arte figuran en casi una treintena de antologías y volúmenes recopilatorios de España, Inglaterra, México y Japón.

"Gritos verticales" de Gracia Iglesias, una poeta en conflicto

07/05/2011

?"Gritos verticales" es un libro existencial, donde las imágenes se van precipitando más allá del objeto real que las palabras evocan. Y en este allá encontraremos tejados en madrigueras, contemplación y estremecimiento, alguien en sueños y en pesadillas, alguien interior?, pero sobre todo hay una sobrecogedora belleza palpitando en el fondo del desasosiego, y en el temblor de su escritora?. Así define la escritora Ana Rossetti el quinto poemario de la poeta alcarreña Gracia Iglesias, que ayer era presentado en el teatro Moderno de Guadalajara, de una manera inusual, con puesta en escena de los versos. La pena fue que una vez más se demostró que la poesía está huérfana de compañía y apenas comparecía una veintena de personas entre el público asistente. Es un precioso ?libro objeto? que cuenta con las ilustraciones de Ana Arcas, y una esmerada edición a cargo del ?Cangrejo Pistolero?, que ha visto la luz gracias las a ayudas a la creación literaria que concede el Gobierno Regional, tal y como explicaba el director general de Promoción Cultural, Rafael de Lucas, quien participó en la presentación, reconociendo a la autora como ?una mujer especial y una escritora excepcional?, ?una mujer que vive por para y según la escritura? (citando a Pedro García Chain). De Lucas apuntó que en la primera convocatoria de estas ayudas a la creación literaria se han concedido 19 subvenciones, de las cuales, 12 libros ya se han publicado, siendo este el primero en presentarse. ?Si son todos tan buenos como éste puedo asegurar que para el Gobierno de Barreda es una experiencia gratificante que vamos a mantener en posteriores ejercicios?. ?Quiero salvar la crisis con poesía?, dijo Antonio García Villarán, responsable de la editorial el ?Cangrejo Pistolero?, encargada de dar forma a la publicación, con la osadía de ser uno de los pocos sellos editoriales dedicados en exclusiva a la poesía, con cinco años de existencia y treinta títulos ya publicados. Las ilustraciones que completan esta obra, que también son gráfica poética, han surgido de los pinceles de Ana de Arcas, quien explicó el proceloso camino de comprender la intimidad de la autora como primera propietaria de la evocación de sus versos. Y en el prólogo, el certero análisis de la poeta cordobesa Juana de Castro, recientemente galardonada con el Premio de la Crítica, quien da la bienvenida a Gracia Iglesias al conflicto que supone ?la conciencia del tiempo, de la vida: de la muerte?. Una poesía coreografiada Ana Rosetti contaba que vio nacer a Gracia para la poesía, en 2002, con su primer poemario ?Sospecho que soy humo?, y que a partir de entonces, ?ha ido adentrándose más y más, en ese proceloso mar de las palabras, convirtiéndolas en imágenes inesperadas, haciéndolas saltar fuera de las páginas para tomar formas distintas a la tipografía, coreografiándolas, representándolas, tomándolas y convenciéndolas, con todos los medios a su alcance, para que suelten su tesoro secreto?. No hacía sino anunciar el perfo-recital que venía a continuación, con esa puesta en escena de los versos, donde la propia autora realizó una ilustración viva de los mismos, con el ahogo de un traje hermético, apuñalando una cebolla, descuajando una calavera o marcando con la música del salterio la angustia de su interior, porque como dice Gracias Iglesias en su libro, ?no se puede escribir desde el vacío?. Fuente: Guadalajara Qué

La voz de la madurez en 80 páginas

15/03/2011

La escritora ha publicado con la editorial sevillana Cangrejo Pistolero Ediciones su último libro Gritos Verticales, que describe como su poemario más maduro y bonito. Entre las reflexiones existenciales de la madurez y la más infantil fantasía se mueve la escritora Gracia Iglesias, dos mundos opuestos sin ningún nexo en común, dos facetas literarias que Gracia asume con fiel dedicación y pasión. La escritora, nacida en Madrid pero con raíces por media España, ha publicado con la editorial sevillana Cangrejo Pistolero Ediciones Gritos Verticales, un poemario de 80 páginas donde ha plasmado su voz más madura y reflexiva. La muerte, la vida, el dolor, el amor, temas universales de la poesía, se cuelan entre sus versos junto al dolor que produce ser olvidado o la pérdida del propio recuerdo. "Es el libro más bonito que he escrito hasta el momento, el más maduro y el más bello, estéticamente hablando, gracias a las ilustraciones de Ana Arcas". Pero Gracia Iglesias esconde más de una cara, como si de la noche y el día se tratara. Licenciada en Periodismo, Gracia es autora del cuento infantil Mono Lolo, el libro de poesía para niños El mundo de Casimiro (ganador del premio Luna de Aire) y numerosos textos infantiles (cuentos, poemas, teatralizaciones) incluidos en el método Papelillos, de la editorial Algaida, destinado al segundo ciclo de Educación Infantil. Aunque su residencia está en Guadalajara, es frecuente verla por Sevilla en los recitales y festivales de perfopoesía, la última vez fue en diciembre. Ganadora de los premios de poesía Gloria Fuertes y Miguel Hernández, Gracia no duda en seguir desarrollando esas dos facetas tan contrarias y, a la vez, tan complementarias en su vida.

Autor: IGLESIAS LODARES, GRACIA

IGLESIAS LODARES, GRACIA

"Gritos verticales" es el quinto poemario de Gracia Iglesias, tras "Sospecho que soy humo" (Torremozas), "Aunque cubras mi cuerpo de cerezas" (Instituto Juan Gil-Albert), "Distintos métodos para hacer elefantes" (Amargord) y "El mundo de Casimiro. Memorias de un saltamontes" (CEPLI). Aunque nació en Madrid le gusta decir que es de Chiloeches, pueblo de Guadalajara de sonoro nombre donde vive actualmente y cuyos árboles han echado raíces en sus versos. Dedicada por completo a la literatura y el arte, Gracia se gana la vida contando cuentos allá donde la llaman y escribiendo literatura infantil, pero también escribe para aquellos que se dicen adultos, da clases de arte contemporáneo y realiza perfomances. Hasta la fecha ha actuado en galerías, salas de exposiciones, teatros y otros espacios culturales de España, Inglaterra, Austria y Alemania. Entre unas cosas y otras le ha dado tiempo a ganar los premios de poesía Gloria Fuertes, Miguel Hernández y Luna de Aire. También resultó finalista del concurso de cuentos Hucha de Oro en una ocasión. Sus textos poéticos, narrativos y de crítica de arte figuran en casi una treintena de antologías y volúmenes recopilatorios de España, Inglaterra, México y Japón.