Buscador de libros

Busqueda avanzada
Ingleses: portada
  • N° páginas : 244
  • Medidas: 150 x 210 mm.
  • Peso: gr
  • Encuadernación: Rústica
Descargar Ficha Enviar Ficha

Ingleses CARRION,IGNACIO

Una narración desenfadada, personal, muy divertida y suspicaz sobre un país que no siempre demuestra serlo.

Colección:
LOS VIAJEROS
Materias:
LITERATURA DE VIAJES;
ISBN:
978-84-16685-74-5
EAN:
9788416685745
Precio:
17.31 €
Precio con IVA:
18.00 €

¿Quieres comprar este libro? Busca tu librería más cercana

 

Sinopsis

Un pueblo no se conoce durante unas vacaciones de fin de semana. Menos, todavía, el Reino Unido y sus habitantes. Entre mediados de los años setenta y principios de los ochenta el autor de este libro, corresponsal para Blanco y Negro y ABC, eligió vivir en la Inglaterra profunda en lugar de Londres, su capital. Desde un pueblecito de la campiña nos ofrece con anécdotas del momento una visión muy distinta de una nación todavía aferrada a su reciente pasado imperial pero en profundo declive. El resultado es una narración desenfadada, personal, muy divertida y suspicaz sobre un país que no siempre demuestra serlo. Escrito en 1982 durante su prolongada estancia, este texto ha permanecido inédito más de 30 años.

El libro en los medios

Ingleses (Renacimiento) The Cult 21/03/17

31/03/2017

A lo largo de sus 78 años de vida, Ignacio Carrión demostró con enorme talento cómo debe ser un periodista cosmopolita. Antes de llegar a El País en 1990, donde trabajó como enviado especial durante una etapa apasionante, fue corresponsal del ABC en San Francisco y en Londres, donde también trabajó para EFE, y a sueldo de Cambio 16 y Diario 16, escribió desde Washington. A diferencia de otros reporteros y escritores que cruzan las fronteras con la mochila llena de prejuicios, Carrión cultivó una literatura periodística más cercana a la sociología, o si lo prefieren, a una versión aligerada de la antropología cultural. Siempre con una precisión narrativa excepcional y un gran instinto para el reportaje, dignos de los viejos cronistas de costumbres que ennoblecen la historia del periodismo español, hoy tan atribulado. Hablar de literatura al referirse a Ignacio Carrión no es un simple protocolo ‒sí, ya sé que los géneros periodísticos son también literarios‒. En realidad, su pasión por las letras no lo abandonó nunca. Fue librero antes de ser novelista. En 1995 le concedieron el premio Nadal por Cruzar el Danubio, donde llevaba a la ficción ‒sin comas‒ treinta años de prensa, ambientados en España, Austria, Estados Unidos, Francia e India. La misma ambición literaria está presente en esa radiografía que son sus cuatro tomos de Diarios (1961-2015) ‒el último de ellos con Renacimiento‒, un relato cotidiano y veraz, sin tachaduras, de cinco décadas de biografía a lo largo y ancho del globo. Por cierto, ya que hablamos de singladuras periodísticas, conviene recordar algunos libros de viaje que figuran entre lo mejor de su trayectoria: Madrid. Ombligo de España (1984), De Moscú a Nueva York (1989), India. Vagón 14-24 (2005), el epistolario Cartas a Lola desde USA (2015), y por supuesto, este Ingleses (2016), que recoge anécdotas y experiencias británicas de lo más variopinto, vividas por el autor en los tiempos en los que era corresponsal de ABC en los dominios de Su Graciosa Majestad. "En 1982 ‒nos dice‒ escribí este libro sobre los ingleses. Naturalmente entonces vivía en Inglaterra, el país con fama de ser el más raro de Europa. Este era su encanto. Aterrizabas en la isla y de inmediato te sentías, o te hacían sentir, que estabas en otro planeta. Y era otro planeta". Uno lee Ingleses recordando algo que Carrión confesaba tras ser preguntado por Javier Villuendas en ABC: "Soy conflictivo conmigo mismo, lo cual genera una mirada del mundo que es una mirada conflictiva. Parece que siempre busco el defecto, en la persona, en las cosas, en cómo se abre un bote y por qué no lo han hecho de otra manera". ¿Qué visión de Inglaterra nos ofrece esta obra? Un retrato cercano, divertido, tierno, irónico, afectivo, felizmente marginal, y al mismo tiempo, inmisericorde. La excentricidad británica es catalogada con el primor de un entomólogo acostumbrado a mirar con lupa. Pero el vigor narrativo de Carrión es tan poderoso, tan enérgico, que hasta la anécdota más liviana es convertida en un asunto apasionante.

Ingleses (Renacimiento) Culturamas 06/03/17

06/03/2017

Ahora, al revisitar Inglaterra a través de los ojos de Ignacio Carrión (San Sebastián, 1938), resulta imposible no regresar a esa época de finales de los setenta y principios de los ochenta, a ese otoño en el que los primeros españoles osaban saltar en avión hacia un país muy extraño, tan extraño que se conducía por la izquierda, los policías no llevaban pistola y de comida mejor no hablar, que eso de los guisantes al vapor era para los terneros y no para nosotros. Si uno visita hoy Inglaterra, se dará cuenta de que, al margen de seguir conduciendo por la izquierda, en los demás aspectos la aceleración de la historia ha igualado mucho a todos los países de la vieja Europa. Incluida la cuna de Shakespeare. De ahí esa libertad con que podemos leer estas crónicas, que resultan tener algo de sueño, algo de fósil, de recuerdo apagado que regresa de pronto y que, sin duda, nos saca la sonrisa de antes a flote. ¿El concepto de moda? Eso era cosa de París. En Londres, la gente seguía siendo la misma desde los tiempos de Ana Bolena. Lo auténtico era lo muy inglés, la serie de televisión con aspecto teatral que se llevaba emitiendo veinte años o la mismísima Margaret Tatcher. Por no hablar de la reina de Inglaterra, que es inmune a la muerte. Lo de la democracia era un invento que venía de quién sabía dónde, pero que se adaptaba muy bien a las distinciones aristocráticas: nadie era tan demócrata como los lores. Todo, visto desde la perspectiva de los años, con el tono de caricatura bondadosa que exhibe Ignacio Carrión, para hablar, finalmente, de una membrana a medias permeable, pues los ingleses no se equivocan nunca. Y según ellos, tampoco nos equivocamos los demás, pero esto lo enuncian muy poco, pues apenas se daban cuenta de que había vida más allá de su isla. La vieja frase de “El continente aislado por culpa de un temporal”, resume mejor que ninguna el espíritu que traduce Carrión a flor de calle. Y Carrión tiene muy presente a quien dirige sus crónicas: a un español de clase media, lector del Diario 16, que observa Inglaterra con humor, y con cierto recelo hacia sus virtudes. Ese otoño ya ha pasado. Antes nos costaba ponernos en la piel de los ingleses por razones de lesa patria. Hoy por puro egoísmo. Tal vez resulte un enunciado reaccionario, pero en ese sentido, estábamos mejor antes, de ahí el valor sentimental de este Ingleses.

Ingleses (Renacimiento) Culturamas.

27/12/2016

Desde un pueblecito de la campiña nos ofrece con anécdotas del momento una visión muy distinta de una nación todavía aferrada a su reciente pasado imperial pero en profundo declive. El resultado es una narración desenfadada, personal, muy divertida y suspicaz sobre un país que no siempre demuestra serlo.

Ingleses (Renacimiento)

12/12/2016

Ingleses “En Inglaterra todo ha cambiado a excepción de su anciana reina que se ciñe la corona en ceremonias muy singulares y aparatosas y camina dos pasos por delante de su marido, el Duque de Edimburgo, cuyas manos lleva entrelazadas por la espalda”. Ignacio Carrión, septiembre de 2016.

Autor: Carrión, Ignacio

(San Sebastián, 1938) ha ejercido el periodismo durante 45 años casi siempre en el extranjero y para medios tan dispares como la Agencia EFE, Blanco y Negro, ABC, el semanario Cambio 16, Diario 16 y, por último, el periódico El País del que ha sido durante más de tres lustros enviado especial por todo el mundo.