Buscador de libros

Busqueda avanzada
JEAN DUBUFFET O EL IDIOMA DE LOS MUROS: portada
  • N° páginas : 184
  • Medidas: 170 x 240 mm.
  • Peso: gr
  • Encuadernación: Cartoné
Descargar Ficha Enviar Ficha

JEAN DUBUFFET O EL IDIOMA DE LOS MUROS AA.VV

Con Jean Dubuffet o el idioma de los muros, exposición dominada por el diálogo entre la superficie pictórica y la materia, tenemos la ocasión de descubrir una faceta desconocida de este pintor y escultor francés. A Dubuffet (1901-1985) siempre le apasionó la estampa y, más en concreto, la litografía. En 1944, invitado por Fernand Mourlot, litógrafo de Matisse y de Picasso, a realizar unas «prácticas» en su taller, Dubuffet ataca literalmente la piedra y lleva a cabo en pocas semanas su primera gran serie de láminas, reunidas en el álbum Materia y memoria.

Editorial:
Colección:
EDICIONES EXPOSICIONES
Materias:
ARTE Y DISEÑO BELLAS ARTES; DIBUJO PINTURA Y ESCULTURA;
ISBN:
978-84-87619-46-5
EAN:
9788487619465
Precio:
22.12 €
Precio con IVA:
23.00 €

¿Quieres comprar este libro? Busca tu librería más cercana

 

Sinopsis

Pero Dubuffet no se detiene ahí y realiza sobre la marcha una nueva serie de láminas para ilustrar Les Murs, serie de doce poemas de Eugène Guillevic. El interés mostrado por esta nueva técnica se confirma en la confrontación con la piedra litográfica, materia mineral por excelencia. Si en Materia y memoria Dubuffet la maltrata, aquí tan sólo la roza para dejar sus propias marcas. Paradójicamente, la aparición de los graffiti en Les Murs inaugura también las caprichosas y abigarradas escrituras de los paisajes urbanos que darán lugar al ciclo de L?Hourloupe. Como afirmó el propio Dubuffet, «en todas mis pinturas hay dos vientos contrarios: uno me lleva a exagerar las marcas de la intervención y el otro, por el contrario, a eliminar toda presencia humana?»

Autor: DUBUFFET, JEAN

Jean Dubuffet nació en 1901 en Le Havre. Con apenas ocho años comenzó a realizar pequeños cuadritos y con quince, se inscribió en la Escuela de Bellas Artes de su ciudad natal. En 1918 se instaló en París para estudiar pintura en la Académie Julian pero la abandonó tras sólo seis meses para trabajar de forma independiente. En aquellos días conoció a Raoul Dufy, Max Jacob y a Suzanne Valadon. Entre 1920 y 1922 llevó una vida solitaria y se dedicó a estudiar, especialmente filosofía y música. En 1925 volvió a Le Havre para encargarse del negocio familiar. Se casó y se trasladó a París, donde abrió su propio negocio de vinos en Bercy. El otoño de 1942 fue un momento crucial en su carrera, ya que fue entonces cuando tomó la decisión de dedicarse únicamente al arte. En 1944 realizó su primera exposición individual. A finales de esa década su pintura empezó a estar fuertemente influida por el surrealismo. En 1954 comenzó sus búsquedas de obras marginales. Más tarde esbozó un primer enfoque teórico sobre el art brut: «Dibujos, pinturas, labores de arte de todo tipo que emanan de personalidades oscuras, de maníacos, que provienen de impulsos espontáneos, animados por la fantasía, por el delirio incluso y extraños a los caminos trillados del arte catalogado». Desde entonces, las formas artísticas que entusiasman a Dubuffet se sitúan a gran distancia de los modelos culturales tradicionales. Este tipo de obras nacen aisladas y surgen de la exclusión y del enclaustramiento.