Buscador de libros

Busqueda avanzada
EL LADO HUMANO DE LA MEDICINA: portada
  • N° páginas : 216
  • Medidas: 170 x 240 mm.
  • Peso: gr
  • Encuadernación: Rústica
Descargar Ficha Enviar Ficha

EL LADO HUMANO DE LA MEDICINA ORTEGA PEREZ,CARLOS ALEJANDRO

La ilusión por curar y mejorar la calidad de vida a personas.

Editorial:
Colección:
ACCION SOCIAL
Materias:
MEDICINA;
ISBN:
978-84-15604-18-1
EAN:
9788415604181
Precio:
13.94 €
Precio con IVA:
14.50 €

¿Quieres comprar este libro? Busca tu librería más cercana

 

Sinopsis

En la Medicina hay una parte importante de arte y de ciencia, porque en el fondo ambos aspectos en esta profesión (yo diría que debería estar presente en todas las profesiones y vocaciones) van de la mano. El arte requiere amor porque es la condición para que se cree algo y el amor en Medicina es la vocación. Los médicos que también son humanistas ejercen de forma efectiva su profesión porque contemplan no sólo el cuerpo sino también el alma del paciente. La vocación debe persistir para que exista la profesión médica. Hoy en día, el médico y la médica son un hombre y una mujer de ciencia y también de humanidad. El amor es libre y nadie está obligado a darlo aunque obraríamos de forma adecuada si compartiéramos todos con esta profesión, el compromiso en otorgarlo a los que nos rodean como bien común. Mi opinión es que si no se vale como ser humano, tampoco se valdrá como médico. Cuando he pedido la opinión a numerosos médicos para la realización de este libro de muchas especialidades acerca de los verdaderos motivos por los que han escogido esta profesión, sus contestaciones tenían una relación que las unía: la ilusión por curar y mejorar la calidad de vida a personas. La vocación en una profesión, no olvidemos, es la inclinación, la atracción y el verdadero motor que impulsa día a día a afrontar el cambio, mejorar las capacidades y ganar nuestra propia estima.

El libro en los medios

EL LADO HUMANO DE LA MEDICINA

20/07/2012

En la Medicina hay una parte importante de arte y de ciencia, porque en el fondo ambos aspectos en esta profesión (yo diría que debería estar presente en todas las profesiones y vocaciones) van de la mano. El arte requiere amor porque es la condición para que se cree algo y el amor en Medicina es la vocación. Los médicos que también son humanistas ejercen de forma efectiva su profesión porque contemplan no sólo el cuerpo sino también el alma del paciente. La vocación debe persistir para que exista la profesión médica. Hoy en día, el médico y la médica son un hombre y una mujer de ciencia y también de humanidad. El amor es libre y nadie está obligado a darlo aunque obraríamos de forma adecuada si compartiéramos todos con esta profesión, el compromiso en otorgarlo a los que nos rodean como bien común. Mi opinión es que si no se vale como ser humano, tampoco se valdrá como médico. Cuando he pedido la opinión a numerosos médicos para la realización de este libro de muchas especialidades acerca de los verdaderos motivos por los que han escogido esta profesión, sus contestaciones tenían una relación que las unía: la ilusión por curar y mejorar la calidad de vida a personas. La vocación en una profesión, no olvidemos, es la inclinación, la atracción y el verdadero motor que impulsa día a día a afrontar el cambio, mejorar las capacidades y ganar nuestra propia estima.

EL LADO HUMANO DE LA MEDICINA

20/07/2012

En la Medicina hay una parte importante de arte y de ciencia, porque en el fondo ambos aspectos en esta profesión (yo diría que debería estar presente en todas las profesiones y vocaciones) van de la mano. El arte requiere amor porque es la condición para que se cree algo y el amor en Medicina es la vocación. Los médicos que también son humanistas ejercen de forma efectiva su profesión porque contemplan no sólo el cuerpo sino también el alma del paciente. La vocación debe persistir para que exista la profesión médica. Hoy en día, el médico y la médica son un hombre y una mujer de ciencia y también de humanidad. El amor es libre y nadie está obligado a darlo aunque obraríamos de forma adecuada si compartiéramos todos con esta profesión, el compromiso en otorgarlo a los que nos rodean como bien común. Mi opinión es que si no se vale como ser humano, tampoco se valdrá como médico. Cuando he pedido la opinión a numerosos médicos para la realización de este libro de muchas especialidades acerca de los verdaderos motivos por los que han escogido esta profesión, sus contestaciones tenían una relación que las unía: la ilusión por curar y mejorar la calidad de vida a personas. La vocación en una profesión, no olvidemos, es la inclinación, la atracción y el verdadero motor que impulsa día a día a afrontar el cambio, mejorar las capacidades y ganar nuestra propia estima.

EL LADO HUMANO DE LA MEDICINA

04/07/2012

En la Medicina hay una parte importante de arte y de ciencia, porque en el fondo ambos aspectos en esta profesión (yo diría que debería estar presente en todas las profesiones y vocaciones) van de la mano. El arte requiere amor porque es la condición para que se cree algo y el amor en Medicina es la vocación. Los médicos que también son humanistas ejercen de forma efectiva su profesión porque contemplan no sólo el cuerpo sino también el alma del paciente. La vocación debe persistir para que exista la profesión médica. Hoy en día, el médico y la médica son un hombre y una mujer de ciencia y también de humanidad. El amor es libre y nadie está obligado a darlo aunque obraríamos de forma adecuada si compartiéramos todos con esta profesión, el compromiso en otorgarlo a los que nos rodean como bien común. Mi opinión es que si no se vale como ser humano, tampoco se valdrá como médico. Cuando he pedido la opinión a numerosos médicos para la realización de este libro de muchas especialidades acerca de los verdaderos motivos por los que han escogido esta profesión, sus contestaciones tenían una relación que las unía: la ilusión por curar y mejorar la calidad de vida a personas. La vocación en una profesión, no olvidemos, es la inclinación, la atracción y el verdadero motor que impulsa día a día a afrontar el cambio, mejorar las capacidades y ganar nuestra propia estima.

Autor: ORTEGA PÉREZ, CARLOS ALEJANDRO

Psicólogo, Máster Europeo en Formación de Formadores y Escritor. Cursó la carrera de psicología en Barcelona en 1988. Desde entonces, ha ocupado diversos puestos en el área de los Recursos Humanos y formado a personas en técnicas humanísticas aplicadas a diferentes ámbitos empresariales y sociosanitarios en empresas, centros de formación y centros de salud. Autor de libros técnicos de psicología aplicada, entre los que destacan La motivación en el trabajo de la administración; Calidad total: el factor humano; La gestión telefónica eficaz; Toma de decisiones y resolución creativa de conflictos, todos ellos publicados en Formación Alcalá.