Buscador de libros

Busqueda avanzada
LAGRIMAS DE LUZBEL,LAS: portada
  • N° páginas : 188
  • Medidas: 140 x 210 mm.
  • Peso: gr
  • Encuadernación: Rústica
Descargar Ficha Enviar Ficha

LAGRIMAS DE LUZBEL,LAS GARCIA GUTIERREZ,DAVID

?Soy Todo el Tiempo que pasa, / Todo el Espacio que ocupa / Todo desorden ardiente. / ¡La mismísima fuente de Todo mal! / ¡Soy perfecto! / ¡Un Ser sin medidas! / ¡Todopoderoso! ¡Insensible!?. Así arranca ?Las Lágrimas de Luzbel?, poemario primero que ve la luz de David García Gutiérrez. De este hombre joven, sensible y solidario, ya desde el principio surge una voz reforzada y valiente, un poeta que nos revela por un lado su compromiso con el mundo, con la sociedad, y por otro, nos sitúa ante los grandes temas de la existencia vertidos en la temporalidad, la eternidad, la naturaleza, la tragedia humana, la soledad, la libertad, el amor, la vida.

Editorial:
CVG
Colección:
POESIA ACUARIO
Materias:
POESIA Y TEATRO;
ISBN:
978-84-92987-17-7
EAN:
9788492987177
Precio:
9.62 €
Precio con IVA:
10.00 €

¿Quieres comprar este libro? Busca tu librería más cercana

 

Sinopsis

En esta obra y como no podía ser de otra manera, se puede decir que el autor nos coloca ante un poemario de introspección, de búsqueda, de mirada trascendente, y ésta se recoge en una profunda reflexión sobre el ser, su realidad y su destino.

Autor: García Gutiérrez, David

DAVID GARCÍA GUTIÉRREZ nació en Madrid en 1976. Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de La Laguna, en Tenerife y tiene la especialidad médica en Medicina de Familia y Comunitaria. Su poemario nos conduce al despertar, como si todo su mundo cobrase vida sin preocuparnos las consecuencias finitas. La palabra se convierte en desobediencia, con la que consigue emocionarnos, transportándonos a un mundo inexistente donde la realidad es la que miente proyectando su sombra sobre un debilitado espectro de luz-guía. Un vehículo de comunicación con las tinieblas, donde residen el misterio y la esencia del pensamiento colectivo. Detrás de sus palabras no hay más verdad que la vida y nadie como el poeta para hablar de sus intimidades.