Buscador de libros

Busqueda avanzada
PARA LEER AL ANOCHECER 9ªED: portada

Web Libro [Ver]

Primer capítulo / Extracto [Ver]

  • N° páginas : 236
  • Medidas: 130 x 200 mm.
  • Peso: gr
  • Encuadernación: Rústica
Descargar Ficha Enviar Ficha

PARA LEER AL ANOCHECER 9ªED DICKENS,CHARLES

"El arte de Dickens es el más excelso que existe: es el arte de emocionar y de agradar a todo el que se sumerge en su lectura." G. K. Chesterton

Editorial:
Traductor:
Marian Womack y de Enrique Gil-Delgado
Colección:
IMPEDIMENTA
Materias:
NARRATIVA AUTORES EXTRANJEROS;
ISBN:
978-84-937601-0-6
EAN:
9788493760106
Precio:
18.27 €
Precio con IVA:
19.00 €

¿Quieres comprar este libro? Busca tu librería más cercana

 

Sinopsis

«Para leer al anochecer» presenta trece de las más célebres y espeluznantes historias de fantasmas escritas por Dickens ?El fantasma en la habitación de la desposada, El juicio por asesinato, El guardavías, Fantasmas de Navidad, El Capitán Asesino y el pacto con el Diablo, La visita del señor Testador o La casa encantada, entre otras?, en una nueva traducción al castellano. Villanos que mueren ahorcados, mujeres misteriosas que encargan retratos desde el más allá, marinos desaparecidos que hacen visitas inesperadas a los vivos, viajeros victorianos que se encuentran con siniestros niños en oscuros caserones? Puro talento gótico.

El libro en los medios

Para leer al anochecer. Historias de fantasmas - Anika Entre Libros (17 de julio de 2015)

17/07/2015

Este es uno de esos libros que Impedimenta sacó en el 2009 pero que inteligentemente mantiene en su catálogo, y que yo descubrí no en su momento si no en un especial de misterio y fantasmas. La editorial, con acierto, sigue reeditándolo, así que os será fácil encontrarlo si estáis interesados. Por dejar caer un dato, en el 2015 va por la 8ª edición.

Para leer al anochecer (Ed. Impedimenta). La Lectura de Ramón, 3 de noviembre de 2014

03/11/2014

No es necesario decir que siendo una edición de Impedimenta, cumple con todos los requisitos de calidad esperados: buena maquetación, buena impresión, papel de primera calidad… En cuanto al contenido, tiene también su interés por tratarse de obras muy poco conocidas de Dickens. Una selección de distintos relatos extraídos de fuentes diversas para una edición de 2009. El ejemplar que he leído está identificado en la faja exterior como 8ª edición, aunque en realidad sigue siendo una primera edición (octava reimpresión). Los textos poco tienen que ver con las novelas más conocidas de Dickens, pero tienen su interés por el aroma a época que desprende cada uno de ellos. Recomendable especialmente para nostálgicos y aficionados a los clásicos o para coleccionistas de textos poco conocidos. Una pequeña joya de biblioteca con traducción actualizada.

"Para leer al anochecer" (Impedimenta) Sonograma.org, 29 gener 2014

30/01/2014

«Para leer al anochecer» presenta trece de las más célebres y espeluznantes historias de fantasmas escritas por Dickens"

Gótico victoriano (Editorial Impedimenta). Blog Culturamas, 14 noviembre

14/11/2012

"Este año se celebra el bicentenario del nacimiento de Dickens. Muchas editoriales se han lanzado a celebrarlo con reediciones de algunas de las obras emblemáticas del autor o con libros-homenaje cocinados para la ocasión. Este artículo es el granito de arena de Culturamas a esa celebración."

La escritura de ultratumba" (Diario de Sevilla, 25 enero)

27/01/2012

"Lo bueno de Para leer al anochecer es que uno encuentra en sus páginas exactamente lo que busca: apariciones causantes del delirio, visiones que anticipan el desastre, ruidos que afloran de rincones en los que nunca antes se había reparado, algo que parece deslizarse en las cortinas, el crujir de las tablas, niños raros que no deberían estar ahí, pero también regresados que, con sus nombres y apellidos, intervienen de manera clave en las vidas de los aterrorizados protagonistas".

Autor: DICKENS, CHARLES

DICKENS, CHARLES

Charles Dickens nació en Portsmouth, Inglaterra, en 1812, aunque pasó la mayor parte de su infancia en Londres y Kent. No empieza a acudir al colegio hasta los nueve años. Tras el encarcelamiento de su padre por el impago de deudas, su familia se traslada a la cárcel, ya que la legislación de la época permitía que los familiares compartieran la celda del moroso. El joven Dickens se ve obligado entonces a trabajar como operario en una factoría de betún para zapatos bajo duras condiciones laborales. Con el dinero que ganaba pagaba su propio hospedaje y ayudaba a su familia. Tras una formación prácticamente autodidacta, consiguió un puesto como secretario de un abogado en 1827, y poco después se convirtió en cronista parlamentario. Gracias a este oficio pudo publicar en 1833 su primera obra, «Esbozos», bajo el seudónimo de Boz. En esta línea continuó publicando, hasta que su obra «Los papeles póstumos del Club Pickwick» lo convirtió en un autor aclamado mundialmente. Que la mayoría de su obra fuera publicada en entregas periódicas le daría gran popularidad e influencia entre el público inglés. Viajó por Europa y Estados Unidos, donde era muy conocido, aunque tras la critica que realiza del Nuevo Mundo en su novela «Martin Chuzzlewit», se ve rechazado por la sociedad norteamericana. Entre sus obras más célebres se encuentran «Oliver Twist», «Canción de Navidad» y, sobre todo, «David Copperfield», del que vendería en poco tiempo más de 100.000 ejemplares y que resume de modo magistral sus penurias infantiles. En el ámbito personal disfrutó de un fecundo matrimonio que le aportó diez hijos pero que finalmente se vio perturbado por las relaciones extramatrimoniales que Dickens mantenía con una actriz de teatro. Hombre enérgico y comprometido, compaginó su extensa labor literaria con otros campos de la cultura tales como la dramaturgia y la edición (fue fundador del semanario «Household Words», donde publicaría por entregas dos de sus obras más conocidas, «Casa desolada» y «Tiempos difíciles»). Administró diversas asociaciones caritativas y luchó por conseguir reformas sociales que favorecieran a las clases obreras, así como por la abolición de la esclavitud en Estados Unidos. Murió en Gadshill Place, el 9 de junio de 1870, tras sufrir una apoplejía. Fue incinerado, y sus restos reposan en la Esquina de los Poetas de la Abadía de Westminster.