Buscador de libros

Busqueda avanzada
PICAROS Y LOS CANALLAS VAN AL CIELO,LOS: portada
  • N° páginas : 150
  • Medidas: 130 x 210 mm.
  • Peso: gr
  • Encuadernación: Rústica
Descargar Ficha Enviar Ficha

PICAROS Y LOS CANALLAS VAN AL CIELO,LOS SMART,ELIZABETH

LA CONTINUACIÓN DE "EN GRAND CENTRAL STATION ME SENTÉ Y LLORÉ". UNA EXTRAORDINARIA NOVELA AUTOBIOGRÁFICA SOBRE EL CORAJE (Y LAS CONTRADICCIONES AMOROSAS) DE UNA MUJER INDEPENDIENTE.

Editorial:
Colección:
LARGO RECORRIDO
Materias:
CLASICOS EXTRANJEROS TRADUCIDOS;
ISBN:
978-84-92865-17-8
EAN:
9788492865178
Precio:
16.83 €
Precio con IVA:
17.50 €

¿Quieres comprar este libro? Busca tu librería más cercana

 

Sinopsis

En "En Grand Central Station me senté y lloré" Elizabeth Smart narraba, con un lenguaje lleno de imágenes tan originales como potentes, su pasión por un hombre casado del que se enamoraría incluso antes de conocerlo personalmente. Con aquel amante tuvo Smart varios hijos, de los que tendría que ocuparse, sola, en los años siguientes a la Segunda Guerra Mundial... Esa segunda parte de su vida es la que narra en Los pícaros y los canallas van al cielo, publicado más de treinta años después de su anterior novela autobiográfica, pero escrito con el mismo poderoso lenguaje. «No hay gas; no hay calefacción; apenas hay comida.» Así comienza esta historia, el «escenario del drama», en el que otras mujeres de rostros crispados, también sin maridos, abofetean a sus niños en busca de alivio. Largas colas para abastecerse, miseria en las miradas, las ruinas de la guerra? Y en medio de todo ello, ¿ha llegado la hora del arrepentimiento, de la expiación? Una novela hermosa y perturbadora.

Autor: SMART, ELIZABETH

SMART, ELIZABETH

Smart nació en 1913 en una de las familias más conocidas de Ottawa, Canadá. Vivía en Londres, donde estudiaba piano, teatro y pintura, cuando un día de 1937 entró en una librería, encontró un libro de poemas de un tal George Barker y decidió que ése era el hombre de su vida. Tardó tres años en conocer a Barker, que ya estaba casado pero con el que mantuvo la relación amorosa que narraba.Después de unos años tormentosos, Smart se establecería definitivamente en Inglaterra. Hasta 1978 no consiguió volver a escribir: ese año publicó Los pícaros y los canallas van al cielo. Murió en 1986.