Buscador de libros

Busqueda avanzada
RELATOS DEL VIEJO ESTAMBUL: portada
  • N° páginas : 218
  • Medidas: 150 x 230 mm.
  • Peso: gr
  • Encuadernación: Rústica
Descargar Ficha Enviar Ficha

RELATOS DEL VIEJO ESTAMBUL ADLER,CYRUS

LOS RELATOS FANTÁSTICOS QUE SE CONTABAN EN LOS CAFÉS DEL VIEJO ESTAMBUL

Editorial:
Traductor:
CARLOS VENDRELL
Colección:
CLASICOS EN EL PRESENTE
Materias:
RELATOS; FANTASIA; CLASICOS; CLASICOS EXTRANJEROS TRADUCIDOS;
ISBN:
978-84-92806-68-3
EAN:
9788492806683
Precio:
18.27 €
Precio con IVA:
19.00 €

¿Quieres comprar este libro? Busca tu librería más cercana

 

Sinopsis

Al igual que Japón, Turquía -en la que se ha avivado el interés, debido al premio Nobel de literatura Orhan Pamuk- posee una riquísima tradición de narrativa fantástica en la que brilla el ingenio. Este libro ofrece, por vez primera en español, una cuidada muestra de ella: una antigua recopilación efectuada a finales del XIX por Cyrus Adler ?prestigioso erudito en cultura semítica? de las historias que con más frecuencia se solían contar en los cafés del viejo Estambul. Y la traducción, del turco, de las divertidas y celebérrimas anécdotas del mítico y extravagante sabio Nasrudín, el sorprendente bufón de Oriente.

El libro en los medios

"Relatos del viejo Estambul" (Erasmus Ediciones) Blog La antigua Biblos, 12 noviembre

13/11/2012

Aquí tenemos una excelente antología de cuentos orales, publicada por primera vez en 1898, que reúne veintinueve textos recogidos con paciencia en los cafés y las calles de Estambul. Están escritos con la máxima fidelidad y constituyen un espléndido ejemplo del maravilloso estilo oriental de contar historias ingeniosas, fascinantes y amenas.

Autor: ADLER, CYRUS

ADLER, CYRUS

Cyrus Adler (1863-1940), compilador de la antología que compone la primera parte de este libro, fue un reputado profesor de lenguas semíticas, nacido en el estado de Arkansas, y fundador o promotor de múltiples sociedades, revistas y enciclopedias relacionadas con la cultura judía y temas del Oriente Medio. Su notable prestigio hizo que participara en la Conferencia de París de 1919, al término de la Primera Guerra Mundial. A su muerte, en la ciudad de Filadelfia, todos sus papeles fueron depositados en el Centro de Estudios Judíos Avanzados de la Universidad de Pensilvania.