Buscador de libros

Busqueda avanzada
Separada: portada
  • N° páginas : 256
  • Medidas: 140 x 220 mm.
  • Peso: gr
  • Encuadernación: Rústica
Descargar Ficha Enviar Ficha

Separada DE SINGLY,FRANÇOIS

La mayoría de las separaciones se producen a iniciativa de las mujeres. "Separada" es la primera obra sobre el cambio más importante en la historia de la familia.

Editorial:
Traductor:
Noriega Bosch, Mercedes
Colección:
ENSAYO
Materias:
SOCIOLOGIA CIENCIAS POLITICAS;
ISBN:
978-84-941162-4-7
EAN:
9788494116247
Precio:
18.17 €
Precio con IVA:
18.90 €

¿Quieres comprar este libro? Busca tu librería más cercana

 

Sinopsis

Las tres cuartas partes de los divorcios y las separaciones se producen por iniciativa de las mujeres. De Singly analiza la transcendencia de este cambio social recogiendo los relatos de un centenar de mujeres que han roto su relación de pareja. Descubre que la separación no es sólo una amarga experiencia y el final de una vida en común; por dolorosa que sea, se ha convertido también en una forma de emancipación de las mujeres. Algunas separaciones son necesarias para sobrevivir (más vale divorciarse que morir aplastada bajo el peso de la pareja); otras mujeres quieren continuar progresando como persona y su compañero no es capaz de comprenderlo; y también hay mujeres entregadas a la vida en común, sin que su pareja ponga el mismo interés, que comprenden que el amor no puede ser incondicional. Singly nos presenta la experiencia de la ruptura como el reflejo de la vida conyugal: cada uno se separa como ha vivido en pareja. Y también para no continuar viviendo igual que hasta entonces.

El libro en los medios

Separada, de François de Singly. La estantería de Núria.

26/05/2014

Cada vez hay un mayor número de matrimonios que deciden romper su relación y separarse. Para saber qué causa este incremento del número de separaciones, cómo se toma la decisión, quién la toma y cómo se vive la ruptura, François de Singly recoge el testimonio de casi un centenar de mujeres que hablan sobre el fin de su matrimonio. Los resultados de su estudio quedan recogidos en Separada. Vivir la experiencia de la ruptura, una obra de sociología que publica la editorial Pasos Perdidos. François de Singly defiende que la separación se vuelve legítima en el momento en el que los matrimonios dejan de ser concertados y pasan a ser por amor. Esto, sumado con la necesidad de la mujer de sentirse realizada fuera del ámbito conyugal son las causas lógicas del divorcio. Poco a poco la obligación de permanecer unidos es menos importante. El sociólogo estudia la separación desde el punto de vista femenino por una sencilla razón: el 75% de los procesos de divorcio los empiezan las mujeres. Partiendo de esto, divide la experiencia del matrimonio en tres tipos según las expectativas de la mujer. En primer lugar, hay mujeres que anteponen el “nosotros” al “yo” y que se redefinen como madres y esposas. Deciden romper cuando se dan cuenta de que sus maridos no han elegido las mismas opciones y que han conservado una vida personal aparte. Estas mujeres viven la experiencia como algo difícil e incluso traumático, ya que durante mucho tiempo se han olvidado de ellas mismas. En segundo lugar están aquellas mujeres que no han dejado desaparecer el “yo” frente a los roles de esposa y madre. En estos casos el divorcio es más llevadero y es visto como una etapa más de la existencia. Estas mujeres se sienten independientes y quieren seguir siéndolo. Por último, están las mujeres que creyeron que podían combinar a partes iguales el “yo” y el “nosotros” pero se dan cuenta de que el esfuerzo es mayor de lo que creían, mientras que para sus maridos no lo es tanto. Se parecen a las del primer tipo, pero cuentan con más recursos para seguir adelante. Según estos tipos de matrimonios, François de Singly habla de los tipos de divorcio que se les asocian. Estamos ante un estudio serio, que analiza las causas y las consecuencias que tiene este cambio de mentalidad en nuestra sociedad. Es muy interesante y te ayuda a pensar en tu propia vida, a definir qué es lo que quieres y a entender un poco más el mundo que te rodea.

Separaciones: cuando las mujeres deciden. LE FIGARO.

08/11/2011

El divorcio ya no es lo que era. Parece que hoy la mayoría de las separaciones se producen por iniciativa de las mujeres. En concreto, ellas son las responsables de las tres cuartas partes (70%) de los divorcios contenciosos y a nadie se le ha ocurrido aún analizar este fenómeno social, señala François de Singly. Una carencia que este sociólogo especializado en temas de familia intenta subsanar en su último trabajo, Separada. Vivir la experiencia de la ruptura. Partiendo de los testimonios de casi un centenar de ex-esposas o ex-parejas propone una tipología de la ruptura desde el punto de vista femenino, una experiencia ya muy habitual y que, sin embargo, continúa siendo ignorada por los estudios sociológicos desde el restablecimiento (en Francia) del divorcio por mutuo acuerdo en 1975. El aumento del divorcio y de las separaciones es una consecuencia del movimiento de liberación de la mujer. No creo que los hombres sean más insoportables hoy que en los años treinta, bromea François de Singly. De modo que lo que ha cambiado son los criterios de las mujeres. Ni un capricho ni un arrebato Las mujeres no se separarían por movidas por un espíritu anti-institucional o porque ya no exista pasión, como se tiende a imaginar. El individualismo sigue provocando separaciones y divorcios. Detrás de la lógica amorosa se observa una mayor necesidad de reconocimiento por parte de las mujeres. No solo en el plano profesional, sino también en el plano personal, recalca el sociólogo. Si no se produce dicho reconocimiento, por falta de implicación del cónyuge o por problemas de infidelidad, la mujer no duda en abandonar el barco. El deseo de envejecer juntos no ha desaparecido, pero ya ha dejado de ser incondicional. Algunas mujeres se divorcian sin hacer grandes reproches a sus cónyuges, excepto el de no conseguir realizarse dentro de la pareja, señala François de Singly. Más autónomas en el plano económico, menos dependientes en el plano afectivo, las mujeres piden el divorcio más que los hombres, confirma Hélène Poivey-Leclercq, especialista en derecho de familia. Son menos timoratas que sus predecesoras. Al igual que sucede con los hombres, ya no aceptan tener que aguantarlo todo. Hoy en día exigen lo mejor para sí mismas, buscan algo más. Según este testigo privilegiado de los problemas de pareja, existen tramos de edad en los que la intolerancia conyugal se hace más patente. Después de haber tenido un hijo y de haber seguido el modelo tradicional, algunas mujeres experimentan la necesidad de cambiar de aires, de nuevas conquistas. Cuando cumplen los cuarenta quieren escapar del desgaste de la pareja. A los 65 huyen de un hogar ocupado por un marido ocioso percibido como un obstáculo para su independencia. Esta decisión no respondería a un capricho ni a un arrebato, sino más bien a nuestro nuevo modelo de identidad, en perpetuo proceso de construcción. Las personas que se separan dicen que todavía les quedan cosas por vivir. Muchas mujeres no desean sentirse encerradas en una identidad que ya no consideran suya, advierte el sociólogo. Un riesgo que se ha incrementado con el aumento de la esperanza de vida. Las demandas de separación tienden a equilibrarse entre hombres y mujeres, considera, por su parte, la abogada Élodie Mulon: Adulterio, aburrimiento, cansancio… cuanto más acceden las mujeres al estilo de vida masculino, más se asemejan sus comportamientos. Pero siguen siendo ellas las que más aluden al desamor como motivo de ruptura. Lo cierto es que la separación no es solo una “vivencia del desencanto”. A lo largo de numerosas entrevistas, François de Singly pone también el acento en la reconstrucción de estas “ex” que viven esta situación como una etapa hacia un futuro más feliz.

Vivir la experiencia de la ruptura. LECTURES

07/11/2011

En este texto, François De Singly continúa con el análisis de los matrimonios contemporáneos centrándose, esta vez, en un acontecimiento que marca cada vez más la vida de las parejas: la separación. Este particular punto de vista le permite no solo explicar las razones de una realidad cada vez más extendida, poner de manifiesto los mecanismos generadores de estas situaciones de ruptura de la relación conyugal, o revelar, como contrapunto, las expectativas que se tienen de la vida en pareja, sino también abordar la tesis, ya desarrollada en sus trabajos anteriores, de los riesgos que supone la pareja para la identidad y el reconocimiento de uno mismo y las formas de socialización que ello implica. La originalidad de esta obra estriba, como recuerda su autor, no solo en el hecho social observado y que aún no ha sido suficientemente analizado en Francia, sino también en la perspectiva adoptada: la separación vista exclusivamente a través de las declaraciones de casi un centenar de mujeres que la han vivido, tanto si son ellas las que han dado el primer paso (como sucede en la mayoría de los casos) como si han sido sus compañeros, así como en ciertas obras literarias o cinematográficas actuales.

Autor: de Singly, François

de Singly, François

François de Singly (1948), prestigioso sociólogo francés, es profesor en la facultad de Ciencias Humanas y Sociales de la Sorbona y director del Centro de Investigación sobre Relaciones Sociales. Dirige en la editorial Armand-Colin la colección Individuo y sociedad. Es autor de una extensa obra sobre sociología de la familia, la vida privada y la adolescencia. Entre las más de veinte obras que ha publicado, cabe destacar Fortune et infortune de la femme mariée (1987), Sociologie de la famille contemporaine (1993), Libres ensemble (2000), Les uns avec les autres (2003), Comment aider l´enfant à devenir lui-même? (2009) o L'individu aujourd'hui (2010).