Buscador de libros

Busqueda avanzada
El ser breve: portada
  • N° páginas : 56
  • Medidas: 210 x 120 mm.
  • Peso: gr
  • Encuadernación: Rústica
Descargar Ficha Enviar Ficha

El ser breve BLANCO,AZUCENA G.

Lo que todavía no es, lo que todavía, lo que no es, tiene su sitio en este libro. Un debut que dará que hablar... y que pensar.

Editorial:
Colección:
POESIA
Materias:
POESIA;
ISBN:
978-84-945007-2-5
EAN:
9788494500725
Precio:
9.62 €
Precio con IVA:
10.00 €

¿Quieres comprar este libro? Busca tu librería más cercana

 

Sinopsis

Una de las citas que Azucena G. Blanco ha escogido para recibir al lector alude a la parsimonia y la firme voz baja que precisan las «eternas cosas», aquellas que siempre nos han acompañado, y aquellas sobre las que otros ya escribieron tanto; lo aseguró Nietzsche. La otra cita, de Foucault —ya situarán el latido de estos poemas—, abre un paréntesis en la realidad para acogernos. De esta forma, con este tono y con ese tempo, con esas intenciones y con la exactitud prodigiosa de quien halla todavía decires nuevos para los temas constantes, la autora se ha enfrentado —nos ha enfrentado— a los poemas que componen "El ser breve": una obra que ensancha nuestra mirada, honda y asombrada y asombrosa, que cede espacio a la observación y a la reflexión.

El libro en los medios

El ser breve (blog de Javier Bermúdez Valencia), 5 julio 2017

06/07/2017

"Estorninos", un poema de Azucena G. Blanco.

El ser breve (El miau noir), 9 junio 2017

15/06/2017

El ser breve. La eterna búsqueda de ser breve como el tiempo. Las cosas constantes encuentran la brevedad en el silencio. Algo breve como una gota de lluvia o como el silencio que se torna respuesta afirmativa. Azucena escribe sobre lo constante en la edición de "El ser breve" (La Bella Varsovia, 2016).

El ser breve (Mercurio), junio 2017

02/06/2017

Este primer libro de poemas de Azucena G. Blanco (Córdoba, 1978) comienza con una araña (la pone Nietzsche y se arrastra a la luz de la luna) y con un paisaje (que no tiene mundo y lo firma Foucault). Una araña que más adelante ve cómo alguien, quizás el “ser breve” del título, aprende a deshilvanar sus telas, es decir, a des-escribir las trampas del lenguaje y del sentido. Y un paisaje que luego, cuando las palabras asuman su condición de insecto o de sombra, es inaugurado por una mirada nueva, que es animal, que está erizada por su rozarse con el tiempo, que es indistinguible de la noche, que rebautiza el instante y que “huye quedándose”.

El ser breve (El Día de Córdoba), 20 mayo 2017

21/05/2017

Azucena G. Blanco nació en 1978, es doctora en Teoría de la Literatura y de las Artes y Literatura Comparada y trabaja como investigadora Ramón y Cajal en la Universidad de Granada. También ha dedicado varios años a El ser breve: "Es un poemario de largo aliento, que ciertamente contrasta con su brevedad. Así que aunque empezó a escribirse en los años en que viví en Berlín, siguió escribiéndose y reescribiéndose durante varios años hasta prácticamente borrar cualquier posibilidad de origen. Quizás la huella más evidente de su principio berlinés está en esa luz que recorre el poemario. En alemán sería Zwielicht, un concepto que en español no tiene traducción y que literalmente sería algo así como entre dos luces. Supongo que para todos los que vivimos por primera vez en un país nórdico, esta extraña luz lo viste todo de cierta irrealidad. La importancia de esta ambigüedad luminosa es un concepto que recorre todo el poemario y es también el título de la primera parte. Pero hay otras relaciones menos evidentes que parten de un juego con la contaminación lingüística, como el uso de la expresión gusano-de-oreja que traduce otra palabra alemana, Ohrwurm, que tampoco tiene traducción al español, y que hace referencia a esas melodías que, una vez las escuchamos, se repiten interminablemente en tu cabeza".

El ser breve (Vísperas), 13 febrero 2017

16/02/2017

En los versos de Azucena G. Blanco hay una respiración, más que una voz, una exhalación que nos acompaña hacia otra existencia; si cabe, una más fértil. Porque al margen de vuelos baratos, el mundo también está aquí. Y la lectura de El ser breve, propone una guía de «turismo zen» para debilitar el escenario de un mundo que tanto insiste en aparecer igual cada día. Contra todo pronóstico: lean, disfruten, vivan, porque la vida es breve.

Autor: G. Blanco, Azucena

G. Blanco, Azucena

Azucena G. Blanco (Córdoba, 1978) es doctora en Teoría de la literatura y de las artes y literatura comparada, y actualmente trabaja en la Universidad de Granada. Ha publicado reseñas de poesía contemporánea y el ensayo “El instante, la contradicción” (2007), sobre la obra de Ángeles Mora y Rosaura Álvarez. En 2008 participó en el festival internacional de poesía Cosmopoética. Entre 2006 y 2010 vivió en Berlín, donde dirigió con Raquel Rivera el festival hispanoalemán de poesía “Brücke”. Es autora de la plaquette “Zwielicht” (2014) y el poemario “El ser breve” (La Bella Varsovia, 2016).

Libros relacionados