Buscador de libros

Busqueda avanzada
UN OJO SIEMPRE PARPADEA (2ª EDICIÓN): portada
  • N° páginas : 140
  • Medidas: 150 x 220 mm.
  • Peso: gr
  • Encuadernación: Rústica
Descargar Ficha Enviar Ficha

UN OJO SIEMPRE PARPADEA (2ª EDICIÓN) CARCASONA,MIGUEL

Los diez relatos que dibujan UN OJO SIEMPRE PARPADEA son fragmentos de vida. Injusta, breve, cruel y desesperada vida. Pero siempre latiendo, siempre imparable.

Editorial:
Colección:
VOCES
Materias:
NARRATIVA AUTORES ESPAÑOLES;
ISBN:
978-84-96911-83-3
EAN:
9788496911833
Precio:
16.35 €
Precio con IVA:
17.00 €

¿Quieres comprar este libro? Busca tu librería más cercana

 

Sinopsis

¿Puede ser que la realidad, la forma en la que la percibimos, cambie en un abrir y cerrar de ojos? El escritor Miguel Carcasona, natural de la localidad monegrina de Sangarrén, invita a descubrirlo en su último libro, diez relatos que muestran así a personajes en diferentes momentos vitales, desde la juventud hasta la madurez, en historias cotidianas y también fantástica o que se adentran en el terreno de lo esotérico. En todas, trata de enfocar una realidad “muy poliédrica, que no tiene una sola cara, sino muchas”, señala el escritor. Los lectores podrán a acompañar así a personajes como una pareja que se traslada a vivir al extrarradio, una familia de bellas mujeres, a un conductor por los alrededores de Huesca o las aventuras de un ‘reparador de sueños’.

El libro en los medios

Un ojo siempre parpadea (Víctor Gzlez, TODO LITERATURA)

24/02/2016

Quien es poeta nace, vive y muere siéndolo. Es una marca que acompaña toda la vida y que impregna todo lo que se toca, aunque se intente evitar. Un ojo siempre parpadea es poesía disfrazada de relato. Es ritmo, juego de velocidades, malabar de sonidos, dentro de una prosa que se sabe bañada completamente de poesía. "Un ojo siempre parpadea" es la nueva obra de Miguel Carcasona, publicada por Tropo Editores. Al encontrarte con el título en la - ¿qué adjetivo le ponemos ya? – portada de Oscar Sanmartín, es inevitable parpadear. Como si Carcasona quisiera que humedeciéramos los ojos antes de emprender el viaje, que nos preparáramos para un inolvidable rato de lectura sin pestañeo. Porque no hay cabida en esta obra para el cierre espontáneo de los ojos, o sí – quién sabe –, pero deja la sensación en quien la lee de que ha estado todo el rato observando, atento, el devenir de unas narraciones que desprenden sin descanso maestría por el reflejo de la emoción en una realidad, o en muchas, distorsionada por la sensibilidad. Miguel Carcasona consigue llenar sus relatos de una hipersensibilidad que toca, que llega a anudarse a la del lector para hacer sentir lo que gritan sus palabras. La prosa de este escritor oscense habla, emite emociones. Desde un primer relato repleto del grito verde de la periferia ante la colonización del cemento, con cansancio por la soledad y abochornado a causa del ahogo por la decadencia humana, pasando por un amor trágico hacia la hermana de la novia o por la muerte fruto de la inconsciencia juvenil, hasta llegar a dos viajes al pasado, con uno cargado de ficción y otro rozando lo autobiográfico; Miguel Carcasona construye un libro donde el hilo conductor es la pesadumbre por una existencia que siempre lleva al personaje hacia el socavón en el que tropezarse. Un ojo siempre parpadea son diez relatos donde el protagonista absoluto es el temblor del alma, donde todas las tramas están afianzadas sobre el infinito desolador de la catástrofe: ese infinito alejado pero siempre presente, como aquel lugar al que se dirigen las casas de madera en la portada, como aquel lugar al que mira el dálmata.

Un ojo siempre parpadea (LIBRES DE LECTURA)

24/02/2016

Quien es poeta nace, vive y muere siéndolo. Es una marca que acompaña toda la vida y que impregna todo lo que se toca, aunque se intente evitar. Un ojo siempre parpadea es poesía disfrazada de relato. Es ritmo, juego de velocidades, malabar de sonidos, dentro de una prosa que se sabe bañada completamente de poesía. Un ojo siempre parpadea es la nueva obra de Miguel Carcasona, publicada por Tropo Editores. Al encontrarte con el título en la - ¿qué adjetivo le ponemos ya? – portada de Oscar Sanmartín, es inevitable parpadear. Como si Carcasona quisiera que humedeciéramos los ojos antes de emprender el viaje, que nos preparáramos para un inolvidable rato de lectura sin pestañeo. Porque no hay cabida en esta obra para el cierre espontáneo de los ojos, o sí – quién sabe –, pero deja la sensación en quien la lee de que ha estado todo el rato observando, atento, el devenir de unas narraciones que desprenden sin descanso maestría por el reflejo de la emoción en una realidad, o en muchas, distorsionada por la sensibilidad. Miguel Carcasona consigue llenar sus relatos de una hipersensibilidad que toca, que llega a anudarse a la del lector para hacer sentir lo que gritan sus palabras. La prosa de este escritor oscense habla, emite emociones. Desde un primer relato repleto del grito verde de la periferia ante la colonización del cemento, con cansancio por la soledad y abochornado a causa del ahogo por la decadencia humana, pasando por un amor trágico hacia la hermana de la novia o por la muerte fruto de la inconsciencia juvenil, hasta llegar a dos viajes al pasado, con uno cargado de ficción y otro rozando lo autobiográfico; Miguel Carcasona construye un libro donde el hilo conductor es la pesadumbre por una existencia que siempre lleva al personaje hacia el socavón en el que tropezarse. Un ojo siempre parpadea son diez relatos donde el protagonista absoluto es el temblor del alma, donde todas las tramas están afianzadas sobre el infinito desolador de la catástrofe: ese infinito alejado pero siempre presente, como aquel lugar al que se dirigen las casas de madera en la portada, como aquel lugar al que mira el dálmata.

RAMÓN ACÍN RESEÑA "UN OJO SIEMPRE PARPADEA" (REVISTA TURIA)

02/09/2015

Una lucidez, la de Miguel Carcasona narrador, que parpadea desde la metáfora que se descuelga del acertado título y de la que no hay que olvidarse al leer el libro por cuanto él anuncia para el contenido de su libro de relatos: la función de un ojo contemplador que, al parpadear con las varias historias propuestas, no sólo limpia las más que posibles impurezas narrativas, sino que, además, juega a enhebrar secuencias encadenadas por una concienzuda mirada -y meditación- sobre la vida y de la vida.

EN MARCHA LA SEGUNDA EDICIÓN DE "UN OJO SIEMPRE PARPADEA" (DIARIO DEL ALTOARAGÓN)

25/05/2015

El libro alcanza su segunda edición, con muy buenas críticas.

"Se escribe como se es" (HERALDO)

16/03/2015

El poeta y narrador explica las claves de este libro, donde recoge algunos cuentos premiados. Fue premio Isabel de Portugal de cuento y poesía.

UN OJO SIEMPRE PARPADEA (LIBROS Y LITERATURA)

16/03/2015

A los poetas se les nota que lo son por su forma de escribir, pero yo diría que sobre todo se les nota por la forma de ver la vida, o más que de verla, de enfocarla, para eso parpadea el ojo, para enfocar, y en este caso el autor, con una visión muy personal y muy masculina, nos cuenta historias que han pasado por su vista, reales o no, que ya todos sabemos que la mente del poeta-cuentista es truculenta, y sobre todo concisa y concreta. - See more at: http://www.librosyliteratura.es/un-ojo-siempre-parpadea.html#sthash.NwuxDMeX.dpuf

"Un ojo siempre parpadea" (Tropo) - Aragón TV, 7 marzo 2015

11/03/2015

Adriana Oliveros entrevista a Miguel Carcasona, escritor y poeta aragonés que habla de los diez relatos que dibujan ´Un ojo siempre parpadea´, su última publicación. Además, repasará sus actuaciones e intervenciones como poeta y dará buena cuenta de sus anteriores publicaciones.

Una obra extraordinaria (LA OPINIÓN DE MURCIA)

02/03/2015

"El escritor oscense es otro de los descubrimientos de los audaces editores de Tropo. Y desde luego que aciertan con la elección, pues Miguel Carcasona nos presenta una obra extraordinaria con la que cualquiera puede verse identificado en alguno de los personajes que pueblan sus relatos".

Descargar

La realidad poliédrica de Miguel Carcasona, en un libro de relatos (DIARIO DEL ALTOARAGÓN)

16/02/2015

Cuando miramos ante nosotros, contemplamos las cosas que nos rodean de una manera, pero al parpadear, casi sorprendentemente, podemos descubrir un nuevo enfoque de la realidad. El mismo efecto causan los diez relatos que el autor monegrino Miguel Carcasona presentó ayer en la Librería Anónima bajo el título Un ojo siempre parpadea (Tropo ediciones) y que suponen un amplio abanico de perspectivas sobre el universo poliédrico en el que vivimos, sobre nuestro propio mundo interior.

Miguel Carcasona muestra la realidad en un parpadeo en su último libro de relatos (HERALDO DE ARAGÓN)

16/02/2015

¿Puede ser que la realidad, la forma en la que la percibimos, cambie en un abrir y cerrar de ojos? El escritor Miguel Carcasona, natural de la localidad monegrina de Sangarrén, invita a descubrirlo en su último libro, ‘Un ojo siempre parpadea’, una colección de diez relatos editada por Tropo que se presentó la tarde del viernes en la librería Anónima de la capital altoaragonesa. “El título evoca a que cuando parpadeamos, en cierto modo, volvemos a enfocar la realidad”, explica el autor, para quien, lo que vemos con los ojos abiertos “es la realidad espacial, tangible” y cuando los cerramos “la interior”.

UN OJO SIEMPRE PARPADEA (RADIO HUESCA, CADENA SER)

11/02/2015

Miguel Carcasona, nacido en Sangarrén, ha publicado poemarios y libros de relatos. Ahora llega con "Un ojo siempre parpadea" que presenta en la librería Anónima este viernes a las ocho de la tarde con Óscar Sipán de Tropo.

Autor: Carcasona, Miguel

Carcasona, Miguel

Miguel Carcasona (Sangarrén, Huesca, 1965), es autor del poemario “En el arcén de la costumbre” (I.F.C. Zaragoza, 1998) y de los libros de relatos “Esquirlas del espejo” (Col. Baltasar Gracián, DPZ, Zaragoza, 2006) y “Todos los perros aúllan” (IEA Huesca, 2012). Su obra, que abarca poesía, prosa y algunas colaboraciones periodísticas, puede rastrearse en diversos volúmenes colectivos, revistas, prensa o internet. Su trabajo ha sido reconocido con numerosos premios, como el Ciudad de Cádiz de relatos, el Isabel de Portugal (en sus dos variantes: narrativa y poesía) o el Luis del Val, entre otros.