Buscador de libros

Busqueda avanzada
Mary, que escribió Frankenstein: portada

Web Libro [Ver]

Primer capítulo / Extracto [Ver]

  • N° páginas : 56
  • Medidas: 290 x 190 mm.
  • Peso: 445 gr
  • Encuadernación: Cartoné
Descargar Ficha Enviar Ficha

Mary, que escribió Frankenstein BAILEY / SARDA

En el 200 aniversario de la publicación de «Frankenstein», Júlia Sardà firma un libro ilustrado cautivador que narra la vida de la niña que inauguraría el terror moderno.

Editorial:
Traductor:
Raquel Moraleja
Ilustrador:
Júlia Sardà
Colección:
LA PEQUEñA IMPEDIMENTA
Materias:
LITERATURA INFANTIL Y JUVENIL;
ISBN:
978-84-17115-90-6
EAN:
9788417115906
Precio:
21.11 €
Precio con IVA:
21.95 €

¿Quieres comprar este libro? Busca tu librería más cercana

 

Sinopsis

¿Cómo empieza una historia? A veces, todo comienza con un sueño. Mary es una gran soñadora, una niña que aprende a leer siguiendo el trazo de las letras escritas sobre la tumba de su madre, la pionera del feminismo Mary Wollstonecraft. Años después, en una noche de tormenta, escribirá una historia de fantasmas, y soñará despierta con un monstruo que cobra vida: «Frankenstein». Un libro que se convertirá en una de las leyendas más populares de todos los tiempos.

El libro en los medios

«Mary, que escribió Frankenstein» de Linda Bailey y Júlia Sardà: Castillos en el aire- El mundo de Haldane

13/11/2018

Consolidada la propuesta editorial de Impedimenta hace varios años, en una toma de decisión preñada de inteligencia y astucia, el sello madrileño quiso integrar a su excelso catálogo libros ilustrados que pueden ser saboreados indistintamente por jóvenes y adultos.Para tal menester, cabía imaginar una suerte de colección en paralelo a las novelas del formato clásico de la editorial y con portadas caracterizadas por la agradable rugosidad a su tacto. En estas delicatessen reposa la esperanza de captar a lectores a futuro, formando parte así de una estrategia que, haciendo un símil automovilístico, se alternan las luces cortas con las largas. En el interior de ese imaginario vehículo viajan los editores —con Enrique Redel ocupando la plaza del conductor— y en su parte trasera los escritores e ilustradores que han sido “invitados” a integrarse en un proyecto editorial que arrancó hace once años. Para la ocasión, la escritora canadiense especializada en cuentos infantiles Linda Bailey y la ilustradora barcelonesa Júlia Sardà, se suben al automóvil de Impedimenta para dar a conocer al público lector «Mary, que escribió Frankenstein» (2018).

La mamá de Frankenstein - Fahrenheit 451

12/11/2018

El libro más conocido en el que aparece este personaje de ficción es Frankenstein o el moderno Prometeo (1818 y revisado en 1831), un texto que es parte novela gótica y parte novela filosófica. Considerado también a menudo, como un ejemplo temprano de lo que sería un nuevo género llamado ciencia ficción. En el texto -a modo de sinopsis muy general- Shelley narra las terribles consecuencias que surgen después de que un científico haya creado artificialmente a un ser humano. Un monstruo que se hizo muy famoso y que fue fuente de inspiración para una criatura similar en numerosas películas de terror estadounidenses. La novela se ideó cuando Shelley tenía tan solo 18 años, y se produjo por la aparición de un sueño que cambiaría su vida para siempre. De vacaciones en el lago Lemán de Ginebra en Suiza, se hospedaba allá por el año 1816 con los poetas Lord Byron, Percy Bysshe Shelley (su futuro esposo) el médico John Polidori y Claire Clairmont. Byron propuso al grupo que escribieran para amenizar la estancia, historias sobre fantasmas para luego votar al ganador. Una imagen que podría ser el principio de cualquier novela o película de terror o incluso de misterio. Shelley basó su relato en su sueño, escribiendo a través de la voz de su protagonista: «mis sueños eran todos míos; no se los conté a nadie; eran mi refugio y mi más querido placer cuando estaban libres». El texto se escribió en un momento en que los científicos estaban investigando la posibilidad de regenerar cadáveres con la electricidad. El protagonista del relato era el profesor Víctor Frankenstein obsesionado por conocer «los secretos del cielo y la tierra», en su afán por descubrir «la misteriosa alma del hombre», crea ese cuerpo artificial a partir de la unión de distintas partes de cadáveres diseccionados. Los intentos del científico de reanimar a ese cadáver tienen unas consecuencias bastante trágicas. Pablo Delgado

Mary, que escribió Frankenstein (Impedimenta) - La Ventana

07/11/2018

Entrevistan a Júlia Sardà en el programa «La ventana» de la Cadena Ser, con motivo de la publicación de «Mary, que escribió Frankenstein», un álbum ilustrado infantil sobre la vida de Mary Shelley.

La madre del Monstruo

06/11/2018

«¿Cómo empieza una historia? A veces, todo comienza con un sueño. Mary es una gran soñadora, una niña que aprende a leer siguiendo el trazo de las letras escritas sobre la tumba de su madre, la pionera del feminismo, Mary Wollstonecraft». Con esta premisa arranca Mary, que escribió Frankenstein, la última joya editorial del sello Impedimenta, que llega a las librerías con motivo del bicentenario de la publicación de uno de los clásicos de terror más impactantes de todos los tiempos. Un trabajo cuya calidad salta a la vista ya desde la propia cubierta, y que viene firmado por la canadiense Linda Bailey, autora de más de treinta publicaciones infantiles y galardonada con la prestigiosa California Young Reader Medal. Asimismo sus ilustraciones, de inconfundible aroma georgiano, corren a cargo de Júlia Sardà, responsable de Los Liszt, deliciosa metáfora de lo metódico publicada hace apenas unos meses por la misma editorial.

Literatura Infantil Feminista: «Mary, que escribió Frankenstein»

06/11/2018

En el 200 aniversario de la publicación de «Frankenstein», la catalana Júlia Sardà ilustra «Mary, que escribió Frankenstein», un hermosísimo cuento que narra la vida de la niña que un día se convertiría en una de las principales autoras de terror de la historia, Mary Shelley. Editado por Impedimenta, esta obra es una biografía que describe la vida de aquella niña sin madre, inmersa en un universo de imaginación, acostumbrada a refugiarse en la fantasía para huir de la tristeza. Soñando despierta, garabateando constantemente, la niña se convierte en adolescente, pasando horas fabulando en compañía de criaturas creadas por su propia imaginación. Júlia Sardà consigue recrear los detalles y la atmósfera de la época con patrones de colores ricos, oscuros pero vivos, captando gestos y ofreciendo abundantes matices, para combinar con el texto de Linda Bailey, del mejor modo, en un perfecto equilibrio. La historia de la vida de Mary Shelley, catalizadora para el nacimiento de la ciencia ficción, se describe en su inicio como un sueño. Mary es una gran soñadora, una niña que aprende a leer siguiendo el trazo de las letras escritas sobre la tumba de su madre, la pionera del feminismo Mary Wollstonecraft. Una biografía ilustrada para niños, sobre la creadora de Frankenstein, para conocer los orígenes del monstruo. Una historia que proclama la diversidad, la capacidad para romper con estereotipos de género y educar a los más pequeños en la igualdad. «La madre de Mary era una gran filósofa. Escribía libros en los que decía que las mujeres y los hombres deben ser iguales».

Linda Bailey y Júlia Sardà. Una noche en Villa Diodati, por Almudena Muñoz - Détour

31/10/2018

No hay anécdota más amada por lectores de literatura gótica y escritores que la velada en Villa Diodati. Su popularidad y repetición como epicentro de la vida (corriente y creativa) de Lord Byron, Percy Bysshe Shelley y Mary Wollstonecraft Shelley (en menor medida, el pobre Polidori) la ha convertido en una historia en sí misma más que en un evento que realmente sucediera, como tampoco hay pruebas que confirmen todos los románticos detalles. ¿Llegó el grupo de poetas a proponer un concurso de relatos de terror durante una noche de tormenta? ¿Fue el aburrimiento, la competitividad o el desdén hacia los cuentos de fantasmas que leían? ¿Completaron sus piezas en ese rato, o se prolongaron durante varias jornadas? ¿Nació la criatura de Frankenstein, literalmente, entre truenos y rayos? Tal vez no nos guste creer en la noche de Villa Diodati más que como una escena perfeccionada a lo largo del tiempo porque nosotros no sabemos sacar tanto provecho a un apagón eléctrico, ni seguimos creyendo que alguien de dieciocho años pueda sembrar una narración para la posteridad. Quizá, como Byron y Shelley, reaccionamos entre el desdén y la envidia, con los mismos sentimientos encontrados que siente el doctor tras revivir un cadáver. En ese sentido, ¿estamos visitando tanto Villa Diodati que ya no nos transmite admiración ni escalofríos? ¿Resucitamos demasiadas veces al monstruo en su mesa galvanizada? Es posible, pero lo común es que esas descargas se realicen sobre una invención creada a partir del monstruo real. Las historias sobre Frankenstein, como adaptaciones del libro o como recreaciones de la vida de Mary Shelley, insisten en una versión muy diferente a la historia original, o en una atmósfera gótica que empaña lo que pretendía ser más elucubración científica o mito trágico reescrito.

«Mary, que escribió Frankenstein», un álbum ilustrado sobre la vida de Shelley - COPE

24/10/2018

Publicado por la editorial Impedimenta, el lunes llega a las librerías la primera biografía para niños de la inglesa Mary Wollstonecraft Shelley (1797-1851), que empezó a escribir su gran obra, «Frankenstein o el moderno Prometeo», con solo 18 años. Este álbum, escrito por la canadiense Linda Bailey (1948) e ilustrado por Júlia Sardá (Barcelona, 1987), narra la vida de una niña, hija del filósofo político William Godwin y la filósofa y pionera feminista Mary Wollstonecraft, que murió poco después de nacer Mary. Una niña que aprendió a leer siguiendo las letras que había sobre la lápida de la tumba de su madre y que tuvo una infancia marcada por la imaginación y los sueños, pero también por la pérdida y la tristeza y cuyo único refugio fueron los mundos de fantasía que creaba en su cabeza, explica la editorial. La vida de Mary Shelley fue tan interesante como su obra y tuvo excéntricas amistades, entre las que se encontraban algunos de los escritores y artistas más importantes de su siglo.

«Mary, que escribió Frankenstein» - Moons Corner

23/10/2018

Una biografía ilustrada de una de las mujeres que han marcado la historia de la literatura. El libro es un recorrido por el proceso creativo de Mary Shelley. Comenzamos con el origen familiar de Mary, su exilio en Escocia, su huida con Shelley, la famosa noche en Villa Diodati… y tras todo esto, con tan sólo 18 creó uno de los mitos mas importantes de la historia: Frankenstein. Luna llena para esta obra. Unas magnificas ilustraciones de Júlia Sardà complementan el texto de Bailey. Ambas autoras consiguen un perfecto equilibrio.

LIJ Corsaria #20: Veo, veo… ¿Qué ves? - Letras Corsarias Librería

23/10/2018

Impedimenta publica la primera biografía para niños que relata la vida de Mary Wollstonecraft Shelley, en el 200 aniversario de la publicación de Frankenstein, «Mary, que escribió Frankenstein», de Linda Bailey y Júlia Sardá, con traducción de Raquel Moraleja. Con un lenguaje sencillo y párrafos cortos Bailey logra condensar la vida de Mary, tan interesante como su obra, así como su carácter imaginativo y dado a la ensoñación. La ilustración de Sardá, de colores oscuros y vivos, capta gestos y matices que la convierten en idónea para este trabajo. Texto e imagen se combinan en una sugestiva obra sobre la autora de un libro convertido en referente del género del terror.

Autor: Bailey, Linda

Bailey, Linda

Linda Bailey es autora de más de treinta libros para niños, como «Carson cruza el Canadá» o «Siete piratas muertos». Ha ganado montones de premios, como el Blue Spruce o la California Young Reader Medal. Como a Mary, le encanta construir «castillos en el aire». Vive y trabaja en Vancouver, Canadá.

Autor: Sardà, Júlia

Júlia Sardà es de Barcelona. Es ilustradora para niños, compradora compulsiva de libros, rescatadora de plantas y practicante a tiempo parcial del Ashtanga. Le gusta mirar cómo pasan los perros, los grandes barcos mercantes, las plantas hidráulicas, las noches de verano y el arroz a la cubana. Vive en Barcelona.

Libros relacionados