Buscador de libros

Busqueda avanzada
Una chica es una cosa a medio hacer: portada

Web Libro [Ver]

Primer capítulo / Extracto [Ver]

  • N° páginas : 272
  • Medidas: 130 x 200 mm.
  • Peso: 356 gr
  • Encuadernación: Rústica
Descargar Ficha Enviar Ficha

Una chica es una cosa a medio hacer MCBRIDE,EIMEAR

Una de las revelaciones literarias de la temporada. Una novela deslumbrante, visceral, catártica, destinada a formar parte del canon de obras claves de este siglo.

Editorial:
Traductor:
Rubén Martín Giráldez
Colección:
IMPEDIMENTA
Materias:
NARRATIVA AUTORES EXTRANJEROS;
Materia BIC:
FICCIÓN MODERNA Y CONTEMPORÁNEA
ISBN:
978-84-17553-31-9
EAN:
9788417553319
Precio:
19.95 €
Precio con IVA:
20.75 €

¿Quieres comprar este libro? Busca tu librería más cercana

 

Sinopsis

Escrita en una prosa tan febril y palpitante como devastadora y erótica. Una novela deslumbrante
sobre los pensamientos, el despertar sexual y la incomodidad de una chica irlandesa que se precipita sobre la edad adulta, mientras se dirige continuamente hacia su hermano menor, gravemente enfermo, y emprende una tormentosa relación con un hombre dos décadas mayor que ella. El trauma de la enfermedad, el incesto, el sexo como redención y la violencia física recorren el texto con brutal detalle, y el tono desafiante y la atmósfera angustiosa a la fe católica inquebrantable de su madre, se funden para alumbrar una manera de relacionarse con el mundo poderosa y extrema.

El libro en los medios

Pesadilla presagio - El Norte de Castilla

12/04/2021

David Aja y Ann Nocenti firman su cómic más personal, "Semillas".

Desafío visceral - TURIA

04/04/2021

La literatura puede tener efectos catárquicos para quien la escribe. Larga es la nómina de autores que se han refugiado en la escritura para superar, o afrontar, sus propios traumas (o fantasmas). La última en hacerlo ha sido la irlandesa Eimear McBride (Liverpool,1976) a través de su libro de debut, «Una chica es una cosa a medio hacer» (2013).

Descargar

Eimear McBride, el nuevo talento literario irlandés - La Opinión de Málaga

04/04/2021

La escritora, que debutó con éxito con ‘Una chica es una cosa a medio hacer’, confirma con su segundo trabajo, ‘Los bohemios menores’, su gran talento narrativo dotado de un lenguaje innovador y rupturista, de gran belleza, y una prosa exigente que salpica y seduce al lector, pese a su complejidad

Las cosas a medio hacer - El Correo

21/03/2021

La irlandesa Eimear McBride, que ahora llega en castellano, irrumpió en el mundo literario con un estilo experimental que tuvo gran acogida.

Descargar

Una chica es una cosa a medio hacer - Publishers Weekly

03/03/2021

La realidad pone a prueba, todo el tiempo, las tensas relaciones entre la literatura y el estamento editorial. Eimear McBride escribió en escasos seis meses su primera novela, «Una chica es una cosa a medio hacer», pero encontrar una editorial que quisiera publicarla le llevó una década.

Descargar

Una chica es una cosa a medio hacer - Ruta 66

15/02/2021

Hace ya un siglo gente como Virginia Woolf o James Joyce rompieron moldes en el género novelístico, introduciendo el flujo de la conciencia como motor narrativo.

Descargar

Una chica es una cosa a medio hacer - Eimear McBride - Paperblog

04/02/2021

La escritura de Eimear McBride no tiene reglas porque su ella no las tiene. Ese ella no tiene reglas tal vez porque nace donde existen demasiadas. Aun así: la culpa, el castigo para la pecadora que es, para ella y para los suyos.

LLIBRES FEBRER 2021 - Agenda Urbana Valencia

02/02/2021

Cuesta entrar en esta novela ligada con pensamientos a medias, a veces inconexos, y frases cortas, cortadas y entrecortadas. Con un estilo arriesgado y palpitante, MCBride nos cuenta el despertar sexual de una chica poco convencional, el sufrimiento ante la muerte de su hermano, el recurso al sexo violento como vía catártica para escapar de la realidad y su complicada relación con una madre ultracatólica.

«Una chica es una cosa a medio hacer» Eimear McBride - La Razón

18/01/2021

Con este debut en la novela, la escocesa Eimear McBride innova, experimenta y crea una narración fascinante sobre el despertar sexual y la precipitación de una joven irlandesa en la edad adulta. A través de los pensamientos de esta chica atormentada con la enfermedad de su hermano, el lector descubrirá la compleja y variada red de posibilidades de los afectos.

Descargar

Una chica es una cosa a medio hacer Eimear McBride

18/01/2021

Siete años ha tardado en edi­tarse en español esta aclamada novela, pero la espera ha mere­cido la pena. También compensa (con creces) navegar La difícil corriente de sus primeras pági­nas para ir haciéndose el cuerpo a una escritura de verdad distin­ta, que bebe de la excelencia de Joyce y O"Brien pero deriva hacia una nueva subjetividad en este descarnado relato.

Descargar

Eimear McBride: «La literatura puede investigar el trauma como ninguna otra forma artística» - Zenda

15/01/2021

En España, Impedimenta publicó en noviembre del 2020 el único libro de McBride traducido al castellano, Una chica es una cosa a medio hacer.

«Una brutal y conmovedora novela» - Ideal en clase

13/01/2021

Eimear McBride recurre a la técnica del monólogo interior para componer el retrato de la joven protagonista, una verdadera deconstrucción de su mundo emocional.

Reseña: «Una chica es una cosa a medio hacer»

04/01/2021

Ópera prima de Eimear McBride, Una chica es una cosa a medio hacer, tras casi una década sin encontrar editor, se publicó por primera vez en un sello inde­pendiente inglés y pronto se convirtió en uno de los libros revelación de la temporada, alzán­dose con los galardones Des­mond Elliot, Baileys Women"s Prize far Fiction, Kerry Group Irish Novel of the Year y Geo­ffrey Faber Memorial Prize.

Descargar

«Una chica es una cosa a medio hacer», de Eimear McBride - Código Público

30/12/2020

«Una chica es una cosa a medio hacer» es el debut de Eimear McBride. Una novela brillante de la que difícilmente se puede salir ileso.

Los 20 mejores libros del 2020 - Telva

28/12/2020

Sorprendente primera novela de Eimear McBride, escrita con un estilo ambicioso e hipnótico que se encuentra entre la interioridad de Virginia Woolf y la mirada distinta de Samuel Beckett.

Los mejores libros del 2020 - CourbettMagazine,

21/12/2020

Experimental, rompedora y desafiante. La irlandesa Eirmear McBride se propuso explorar los límites literarios y consiguió una obra exigente, que recuerda al “Retrato de un artista adolescente”, de Joyce. Lo mejor es, sin duda, el estilo narrativo, cómo consigue recomponer un atmósfera claustrofóbica, de religiosidad asfixiante, para analizar el concepto de pecado y de culpa.

La chica a medio hacer de Eimear McBride habla en español - LOFF.IT,

18/12/2020

Impedimenta inaugura el otoño literario en España con "Una chica es una cosa a medio hacer", la primera novela de Eimear Mcbride traducida por Rubén Martín Giráldez.

Empàtics de bon cor - La Vanguardia

17/12/2020

Eva Baltasar ( Boulder ) i la irlandesa Eimear McBride ( Una chica es una cosa a medio hacer ) compartien aquest mostrador amb Tengo derecho a destruirme, del coreà Kim Young-Ha, i amb dues incursions en la disbauxa nocturna com són Sábado noche , de la periodista Susan Orlean, i el supervendes Cómo ser famosa de Caitlin Moran. Tot plegat presidit des d’una cantonada per Kafka i La transformació . Un estand de la dissidència del qual en tot cas brollava un estrany sentiment de germanor pel mer fet de ser propostes al seu aire .

Empáticos de buen corazón - La Vanguardia

17/12/2020

Eva Baltasar ( Boulder ) y la irlandesa Eimear McBride ( Una chica es una cosa a medio hacer ) compartían mostrador con Tengo derecho a destruirme, del coreano Kim Young-Ha, y con dos incursiones en el desenfreno nocturno como son Sábado noche , de la periodista Susan Orlean, y el superventas Cómo ser famosa de Caitlin Moran. Todo ello presidido desde una esquina por Kafka y La metamorfosis . Un stand de la disidencia del que en todo caso brotaba un extraño sentimiento de hermandad por el mero hecho de ir a su aire .

La culpa, Dios y la carne en la estela de Joyce y Beckett - La Nueva España

17/12/2020

“Puesto que. Tú pronto. Pronto le pondrás nombre. Suturada en la piel llevará tu crónica”. Al leer estas tres líneas puede ocurrir que al lector se le despierte en la cabeza, si está, el recuerdo rítmico de estos versos: “locura / locura de / de / cómo decir / locura de lo / desde / locura desde lo / dado ”. De forma similar, cuando lea: “Voy paseando negros de carretera coches van allí blancos como”, podrían despertársele ecos de una frase como: “Ineluctable modalidad de lo visible: por lo menos eso, si no más pensado a través de mis ojos” . La primera cita recoge las palabras iniciales de Una chica es una cosa a medio hacer, la primera novela de la irlandesa nacida en Liverpool (1976) Eimear McBride. La segunda reproduce los primeros versos del que pasa por ser el último poema publicado por el irlandés Samuel Beckett (1906- 1989), escrito en francés, titulado Comment dire? y traducido por Jenaro Talens. A su vez, la tercera cita se encuentra hacia el final de la novela de McBride, mientras que la cuarta proviene del Ulises de Joyce en la traducción de Valverde. Confrontados al arranque de esta novela, suele suceder que los potenciales lectores refractarios se dividan entre quienes sufren la pereza infinita de abordar una pieza de intenso aroma neomodernista y los que deciden que no están los tiempos para farolillos retrovanguardistas. Una tercera categoría de hojeadores reacciona, sin embargo, como lo hizo la crítica anglosajona cuando en 2013 leyó Una chica es una cosa a medio hacer: se les salieron los ojos de las órbitas e iluminaron un castillo de elogios que valió a la novela una cascada de prestigiosos galardones y a la autora un contrato con Faber and Faber. De esas reverenciadas prensas han salido su segundo y tercer libros, aún por traducir al castellano: The Lesser Bohemians (2016) y Strange Hotel (2020). El éxito, aunque tardío, fue el premio a la osadía de McBride, quien a los 28 años había escrito en seis meses un texto que tardó nueve años en hallar editor, una pequeña casa inglesa, Galley Beggar Press. Su responsable imprimió mil ejemplares y declaró que al leer la novela sintió lo mismo que al leer a Beckett por primera vez. El lector que supere su reacción inicial de pereza, o no la sienta por gozar de mirada virginal, se encontrará pronto a gusto en un texto hipnótico que le llevará desde la oscuridad intrauterina hasta las tinieblas de un ocaso vital. Ya no podrá despegarse de esta historia de iniciación femenina, narrada en primera persona a un hermano dos años mayor, herido casi desde la cuna por un tumor cerebral que le dejará serias secuelas. No hay nombres propios. No hay más localizaciones que una aldea, primero; una pequeña localidad rural, después, y, más tarde, una ciudad universitaria. Tampoco hay referencias temporales, más allá de un walkman que, con doce años, permite situar a la protagonista a mediados-finales de los 80. Y, sin embargo, hay de todo y casi nada bueno. Machismo de hombres y mujeres; ambientes rurales que chapotean en sus propios barros; fustigadora omnipresencia de un catolicismo preconciliar; madre desequilibrada, victimista, mezquina y violenta, aunque no más que sus convecinos; padre ausentado; familiares cortados por un mismo patrón represor de afectos, cuyo fin es ocultar el sexo en el infierno; crueldad escolar con el hermano enfermo; machismo de mujeres y hombres. Sexo. Infierno. Una bomba. Una olla a presión que solo necesita una chispa eficaz: el abuso sexual infligido a la protagonista, desde los trece años, por uno de sus tíos. Al incendiarse la caldera hormonal de esa niña, se instala en ella un desconcierto que, en ese ambiente, solo puede derivar en una espiral de culpa mística: anhelos alternados y crecientes de pureza y pecado, de abstinencia, venganza y redención por el sufrimiento sexual, de intensos cuidados al hermano enfermo –aunque acercarse a él obligue a estar cerca del violador–, de huidas del espacio familiar, aunque la distancia acreciente la culpa. De tragedia, al fin. La pregunta que sin duda se hará el lector conocedor de Joyce y Beckett –y otros referentes invocados, como Virginia Woolf, Edna O’Brien y hasta Hemingway, por la frase corta– es si el uso del molde neomodernista escogido por McBride está justificado. El resultado deja bien claro que sí –la novela sería otra en otro molde–, pero además se impone alguna precisión. Como muestra un sesudo estudio cuantitativo, las similitudes con Joyce, en particular con Ulises, son superficiales. Un intermitente aire de familia. El estilo de McBride destaca por la frase muy corta, la oración fragmentada mediante puntos, la ausencia de comas, y la reiteración de la palabra final de una sentencia al inicio de la siguiente (anadiplosis). Ese estilo es constante en la obra con dos salvedades: los rezos y las admoniciones, armazón del corsé de culpa contra el que la voz narradora lucha mediante la fractura y retorsión de la frase. El estilo de Joyce, por su parte, es la paleta más variada conocida a un novelista. Otra precisión. Esta atañe al flujo de conciencia, técnica que, a la ligera, se ha adjudicado a la novela. Si el flujo por excelencia es el monólogo interior de Molly Bloom, conviene recordar que su punto final, que también cierra el Ulises, es su único signo de puntuación. Lo que hay en Una chica es una cosa a medio hacer no es flujo, sino un quebradísimo decurso epifánico de la memoria, balizado por puntos que no solo acotan e hilvanan los recuerdos sino que, sobre todo, los ritman y modulan. Quien mejor lo explicó fue la propia autora. En 2014 aseguró que había buscado descender a una zona de la mente muy próxima a la experiencia. Tanto que, en ella, el lenguaje aun no se hubiera vuelto pensamiento formalizado. —Eugenio Fuentes.

Descargar

Especial recomendaciones navideñas 2020 (I): ficción - Indienauta

15/12/2020

Una chica es una cosa a medio hacer, Eimear McBride (Impedimenta, 2020) Y tras un insigne irlandés de sinuosa prosa del siglo pasado, a una compatriota contemporánea que se atreve a retorcer los corsés de la escritura para plasmar sus ideas desde perspectivas distintas. En el valiente debut de Eimear McBride nos encontramos con una narradora anónima que dialoga con su discapacitado hermano menor. Una joven con mucho peso en «su mochila» personal —abandono paterno, madre soltera que intenta sacarlos a flote, abusada sexualmente en su niñez— cuyo monólogo se lee cual descarnada confesión… mientras su progenitora y la sociedad irlandesa le rezan a Dios. Imposible no verse vapuleado por lo leído —a veces uno debe detenerse y coger aire—, la autora juega con el lenguaje fragmentado, saltos temporales y silencios de una elocuencia feroz. ¿Cómo se «construye» a una mujer adulta con semejante infancia? ¿Qué mecanismos le permiten seguir adelante? A medida que los años avanzan, la voz y la escritura ganan madurez. Igual que la relación de la protagonista con su sexualidad —el otro gran tema de la obra es la relación con un hombre mayor que ella—, y el retrato acerca de su entorno. Contundente y demoledora, McBride tiende al lector y, sobre todo, a Irlanda, frente a un diván que puede resultar incómodo. En realidad es un espejo al que, pese a la imagen reflejada, merece la pena asomarse. —Raül Jiménez

Una chica es una cosa a medio hacer - EIMEAR McBRIDE (Impedimenta) - Confiscador sonajeros

10/12/2020

Tras largos años en el cajón, una pequeña editorial independiente británica se lanza a editar la primera obra que escribió en 2013 esta autora inglesa. Se publica ahora en castellano esta descarnada historia que cuenta el paso de la adolescencia a la edad adulta de una joven sin nombre que narra en primera persona la gestión de sus turbulentas relaciones familiares: de tierna complicidad con su hermano enfermo, de insalubre crispación con la madre y de infame ponzoña con su tío político, bajo el manto asfixiante de la sociedad católica irlandesa en la que se crío y se formó la autora de origen inglés. Con un lenguaje directo y muy crudo... sucio y brutal cuando las situaciones así lo son, se expresan los sentimientos de culpa, el dolor y la rabia, la violencia física y psicológica, el amor y el odio... emociones urgentes con las que consigue conmover aun cuando el escenario sea el menos humano. Utilizando una prosa sincopada, con el punto y seguido como protagonista, rompe las estructuras clásicas de la narrativa y nos fuerza a empatizar con la angustia interior de la protagonista, cuyos pensamientos van más deprisa que la lengua que los expresa y así queda reflejado en un texto que, en un principio choca y cuesta seguir, pero que fluye a borbotones en cuanto te dejas llevar y lees al ritmo de su pensamiento. Innovadora en su forma y radical en su fondo... alejen sus miedos y atrévanse.

Una chica es una cosa a medio hacer - STAF

10/12/2020

Me he quedado muy impresionada al saber que Eimear McBride debuta en la novela con Una chica es una cosa a medio hacer. Me he quedado muy impresionada porque su nivel literario es asombroso. Al principio no entendía nada. El personaje principal, una chica joven en transición hacia la adultez, narra su historia igual que lo harían algunos personajes de Faulkner en El ruido y la furia. Una novela que te obliga a no perder el hilo ni por un instante porque separarte de la historia supone perderte la historia y no en la historia. Nos encontramos de frente con el problema del catolicismo y vemos cómo la fe y la angustia han destrozado a la madre de nuestra protagonista, que a la vez es madre de otro hijo gravemente enfermo. La prosa avanza, se vuelve más compleja cada vez y, fíjate tú por dónde, más inteligible porque la protagonista crece. Supera los baches, se vuelve a caer de lleno en el fango y otra vez se levanta y se crece y los lectores no podemos hacer otra cosa más que sufrir, reír y llorar con ella. Una obra súper peligrosa porque demuestra cómo la literatura en lugar de estar desapareciendo, evoluciona y me alegra mucho que evolucione de la mano de voces tan poderosas como la de Eimear.

Una chica es una cosa a medio hacer - Libros y Literatura

09/12/2020

Poco se habla de los libros que no se dejan domesticar. Me refiero a aquellas lecturas en las que uno está obligado a ir sentado junto a la incertidumbre durante todo el trayecto. Cuando la novela que hoy nos ocupa ganó el Women’s Prize en 2014 se dijo de ella que leerla es como conectarse directamente a la cabeza de su protagonista. Y es que Una chica es una cosa a medio hacer es el libro más difícil y revelador de todo lo que llevo leído este año. Su planteamiento, la dureza de lo que narra y la dificultad del lenguaje lo convierten en un monumento a todo lo que puede llegar a ser la literatura. Uno sale dolorido de su proceso de lectura. Pero también transformado. No puedo más que admirar que una editorial como Impedimenta se arriesgue con una obra que no puede clasificarse. Una historia que gracias al talento de su traductor, Rubén Martín Giráldez, hoy puede leerse en castellano. No es este un libro del montón. No sirve para pasar el rato y volver uno a su rutina tras leer un capítulo o dos. Aquí lo que sucede es rompedor. La relación entre el qué y el cómo se cuenta es el fin último de esta historia. Un flujo constante de breve entendimiento y frenetismo sórdido. Lo digo en serio, hace muchísimo tiempo que no leía nada parecido. La historia de estos dos hermanos es una historia triste desde el comienzo: el tumor cerebral que casi acaba con la vida de él y el miedo al abandono que sufre ella, que será quien nos narre el devenir de estos dos niños en su proceso hacia la vida adulta. Hijos de una madre incapaz de hacer frente a la crianza y con el peso sofocante del cristianismo culpabilizador, se nos narra en segunda persona todas las penurias por las que pasa nuestra protagonista. En una mezcla de monólogo interior y diálogo dirigido a su hermano, será ella quien nos conecte con toda la suciedad existencial a la que se expone esta familia. Tras un despertar sexual grotesco, serán los encuentros con hombres el lugar donde ella busque un tipo de falsa seguridad. Una camino hacia la madurez con los cimientos más débiles de toda la historia de la literatura, en el que nada se mantendrá en pie por mucho tiempo. La narradora nos habla a nosotros, a su hermano y a sí misma en un intento de crear una audiencia que atestigüe la fisicidad de su corazón roto y su espíritu quebrado. Llegados a este punto parece que Una chica es una cosa a medio hacer no aportase nada nuevo. Pero cuando uno se enfrenta al modo en el que McBride ha decido contar su historia entiende que está ante algo único. El cerebro, la boca y las manos. Estas tres entidades parecen escribir el relato que nos lleva siempre al borde del colapso. Hay mucho que no se entiende debido a lo fragmentado que resulta el texto. Pero es el error de querer entenderlo donde reside la gracia de la novela. Hay que entrar en esta historia por puertas traseras, por ventanas semiabiertas. En todo momento hay que evitar la entrada principal. Renunciar, aunque no del todo, a la lógica. Hay un poesía poderosa cuyo acto de traducción ha debido de ser titánico. Hay una suciedad en las líneas, un tartamudeo provocado por el miedo, que han servido de material para construir una novela que no se deja etiquetar. No sé si he estado a la altura como lector. ¿Cuánto no habré entendido? ¿Cuánto ganaría esta novela con una relectura en la que uno se guiase por esas marcas que hizo en los párrafos para no perderse? Estamos ante una nueva Molly Bloom hablándonos de sus amantes, pero aquí la imaginación disparatada no consigue hacer frente al realismo más enajenante. Lo que aquí hace McBride con su texto es algo poderoso. Lo convierte en un alijo de joyas y alimañas. Hay cosas muertas y cosas que no dejan de sangrar. Y la belleza, cuando se cuela por algún resquicio, convierte al conjunto de sombras en un espectáculo digno de admiración y de elogios. He sentido tantas cosas en mi intento de aproximarme a estos personajes que me parece ofensivo haberme acercado al texto desde una perspectiva tan poco crítica. Hay pasajes que me han costado porque no entendía nada. Y hay pasajes que me han costado mucho más porque entendía perfectamente qué estaba sucediendo. He apartado la mirada y redoblado mi atención según las exigencias de la autora. He aprendido el lenguaje secreto de estos dos hermanos y he podido escuchar algo entre el ruido de fondo y el silencio más descorazonador. El silencio de una madre que no quiere abrir la puerta para que sus hijos crucen el umbral. No quiero cerrar esta reseña sin decir que no es esta una novela fácil. No hay muchas concesiones hacia el lector. En pocos lugares puede uno agarrarse para seguir avanzando. Sin embargo, no entender es parte del proceso. En la vida, en este libro o en cualquier otro lugar donde se aspire a un mínimo de verosimilitud.

Letras para mantener el equilibrio - S Moda

24/11/2020

Originalidad formal y secretos de familia se combinan en Una chica es una cosa a medio hacer (Impedimenta, 20,75 €), el debut en la novela de Eimear McBride.

Descargar

Rincón Literario Dominical de Paco Marín: “Una chica es una cosa a medio hacer” - Cartagena Actualidad

23/11/2020

Salvaje iniciación al erotismo. Escrita en seis meses tardó nueve años en publicarse, en concreto en 2013. Una chica es una cosa a medio hacer tiene un ritmo narrativo contundente, por momentos difícil de seguir… cruda, incómoda al tratar temas como: enfermedad, sexo y muerte.

15 FORMAS DE - Marie Claire

20/11/2020

Una chica es una cosa a medio hacer. Faltan palabras. Los primeros capítulos se construyen a trompicones. La protagonista es aún una niña. Falta también aire. En la novela de Eimear McBride, las páginas asfixian. Una chica crece, junto a su hermano, en una familia en la que el catolicismo es muro y es fusil. El amor, o el sexo, es el túnel de salida.

Descargar

La voz irlandesa de Eimear McBride - ABC de Sevilla

20/11/2020

La novelista debutó con «Una chica es una cosa a medio hacer», una obra entre el «marketing» y la euforia crítica.

EIMEAR MCBRIDE: ESCRIBIR CONTRA LA COMODIDAD - Mamagazine

19/11/2020

Eimear McBride (Liverpool, 1976), escribió su libro Una chica es una cosa a medio hacer en solo seis meses… en 2003. Pero no fue hasta el año 2013 cuando encontró una editorial valiente dispuesta a publicar una obra valiente, mordaz, original e incómoda en ciertos aspectos. Esta editorial fue Galley Beggar, un pequeño sello independiente inglés que apostó y ganó. La novela de Eimear también ganó: el premio Desmond Elliot, el Baileys Women’s Prize for Fiction, el Kerry Group Irish Novel of the Year y el Geoffrey Faber Memorial Prize, convirtiéndose en la sensación de la temporada editorial inglesa hace ya varios años. Después del éxito de su debut literario, vinieron The Lesser Bohemians (2016) y Strange Hotel (2020), aún inéditas en nuestro país.

La voz irlandesa de McBride - ABC Cultural

16/11/2020

Eimear McBride debutó con «Una chica es una cosa a medio hacer», una novela entre el «marketing» y la euforia crítica.

Descargar

Vidas abandonadas por la suerte - El Heraldo de Aragón

12/11/2020

La escritora inglesa Eimear McBride ha sido traducida en un auténtico ejercicio de osadía, estilo y libertad por Rubén Martín Giráldez.

Descargar

El lenguaje roto de Eimear McBride - Crónica Global, El Español

11/11/2020

Impedimenta edita una de las novelas de la escritora británica, donde se trata la relación de una chica con un hombre mayor que ella con crudeza y sexualidad explícita.

Nadie va al infierno - Letras Libres

10/11/2020

A veces los elogios les sientan regular a las novelas. Afirmar que es here dera de Joyce, de Beckett o de Woolf es tan cierto como desalentador, por grandilocuente.

Descargar

Eimear McBride apela a la herencia de Joyce en Una chica es una cosa a medio hacer - Revista Colofón

10/11/2020

Entre las primeras tareas que se impone cada generación que profesa la literatura es la de reescribir a los maestros. En Una chica es una cosa a medio hacer, la irlandesa nacida en Liverpool Eimear McBride (1976) hace un bello tributo a la novela de formación de James Joyce, Retrato de un artista adolescente (1916).

10 libros nuevos que prometen convertirse en clásicos literarios de la década 2020 - GQ

10/11/2020

Pero no necesitamos irnos tan atrás. Ahora mismo, entre los libros nuevos que se han lanzado recientemente, podemos descubrir –de los cientos de títulos que se editan cada año– pequeñas o grandes joyas literarias que, cada una a su manera, intentarán convertirse en un clásico en su género. Y nos gustaría que lo consiguieran. Las nuevas obras de T. C. Boyle, Mary Karr, Jean-Paul Dubois, Per Petterson, Eimear McBride, Michèle Audin, Mauricio Wiesenthal o Sara Mesa se lo merecen.

«Una chica es una cosa a medio hacer», de Eimear McBride: Experimento narrativo inédito, de alto riesgo e impactante resultado - Fantasymundo

04/11/2020

Un retrato vívido, original y retador sobre el tránsito desde la última infancia a la adultez de una joven irlandesa.

Nuevos - GQ

30/10/2020

Novedades editoriales que buscan convertirse en obras de culto en su género.

Descargar

Una chica es una cosa a medio hacer - El Boomerang

29/10/2020

Escrita en una prosa tan febril y palpitante como devastadora y erótica, Una chica es una cosa a medio hacer representa el debut en la novela de Eimear McBride, ganadora del Goldsmith en 2013.

El fantasma y la señora Muir, R.A. Dick - Generación reader

29/10/2020

Lucy Muir es una joven viuda a la que todo el mundo considera «muy poca cosa» a pesar de que ella se tiene por una mujer muy decidida. Agobiada por las deudas tras la muerte de su marido, decide mudarse a Gull Cottage, una casita ubicada en un pintoresco pueblo costero inglés llamado Whitecliff.

42 libros nuevos (y buenos) para adoptar como convivientes - Esquire

28/10/2020

Impedimenta publica en nuestro país Una chica es una cosa a medio hacer, de Eimear McBride, una novela deslumbrante –y descarnada–, sobre los pensamientos, el despertar sexual y la incomodidad de una joven irlandesa al alcanzar la edad adulta. Desgarradora y subversiva a partes iguales, rezuma trauma, enfermedad, incesto y violencia física.

Diez novelas - 7. Una chica es una cosa a medio hacer - El Mundo

26/10/2020

Alabada por Caitlin Moran, esta novela monólogo fue el debut literario de la escritora inglesa Eimear McBride.

Eimear McBride. Del sobrevivir, por Óscar Brox - Détour

26/10/2020

Algo hace crac nada más empezar la lectura de Una chica es una cosa a medio hacer. El texto se apelotona, las frases se pisan unas a otras. Cualquiera diría que el tráfico de pensamientos es denso, una idea pugna con otra por ese poco, poquísimo, espacio para explicarse.

Momento para leer - Revista Woman

23/10/2020

1. “Una chica es una cosa a medio hacer”, Eimear McBride (Impedimenta). Premiadísima y experimental, esta novela sobre el despertar sexual de una chica irlandesa es brutal.

Descargar

#LEOAUTORASOCTUBRE: PROPUESTAS LECTORAS PARA TODO EL AÑO - Nokton

22/10/2020

El pasado lunes 19 se celebró el Día de las escritoras, una fecha fundamental en el calendario donde podemos conocer a autoras y libros imprescindibles. Durante este mes se celebra también la iniciativa de #LeoAutorasOctubre, con la que se busca fomentar la lectura, descubrir nuevos nombres y recuperar otros que quedaron en el olvido. Reivindicar la importancia de leer a más mujeres, así como de compensar la balanza, es lo que nos ha llevado a celebrar este octubre con varias propuestas lectoras que sirven para disfrutarlas todo el año:

Novedades PARA PASAR PÁGINA - Harpers Bazaar España

21/10/2020

Una chica es una cosa a medio hacer, Eimear McBride (Impedimenta). Su autora es una de las voces más interesantes de la narrativa inglesa actual, considerada ya un clásico con solo tres libros publicados. En esta ocasión, el paso de la adolescencia a la edad adulta es el centro de su inteligente reflexión.

Descargar

Zenda recomienda: Una chica es una cosa a medio hacer, de Eimear McBride

21/10/2020

Miércoles de narrativa extranjera. Miércoles, en este caso, de Una chica es una cosa a medio hacer, la que fue la primera novela de la escritora inglesa Eimear McBride (Liverpool, 1978), editada por primera vez en español, con traducción de Rubén Martín Giráldez, en el seno del sello Impedimenta. Desde entonces, McBride se ha consolidado como una voz de extensa relevancia dentro del panorama literario británico con la publicación de otras dos novelas más, todavía inéditas en nuestro país: The Lesser Bohemians (2016) y Strange Hotel (2020).

A QUÉ AUTORAS (IRLANDESAS) LEER SI TE GUSTÓ GENTE NORMAL: DE SALLY ROONEY A EIMEAR MCBRIDE - VANITY FAIR

20/10/2020

‘Una chica es una cosa a medio hacer", la exitosa novela de culto de Eimear McBride llega a las librerías españolas de la mano de la editorial Impedimenta.

BIBLIOTECA FORBES

20/10/2020

El debut narrativo de McBride fue unánimemente aclamado por la crítica que lo recibió con muy buenas palabras y destacados premios. La irlandesa protagonista se adentra en la edad adulta -con todo lo que ello implica a nivel de conflictos personales, relaciones y despertar sexual- dirigiéndose continuamente a un tú, que no es otro que su hermano menos, terriblemente enfermo. Su obsesión por un hombre mucho más mayor se entrelaza con angustiosos episodios marcados por religión y enfermedad. Un texto vibrante, intenso y desafiante que evidencia otras formas de relacionarse con el mundo... Brutal.

Descargar

5 lecturas que nos retrotraen a la juventud - Bezzia

16/10/2020

Ganadora de los premios Desmond Elliot, Baileys Women’s Prize for Fiction y Kerry Group Irish Novel of the Year (2014), Una chica es una cosa a medio hacer es uno de los libros más influyentes de la reciente narrativa en lengua inglesa.

10 libros y cómics para gozarlo en otoño - Fantastic Mag

15/10/2020

NOSOTROS DECIMOS: Desmond Elliot, Baileys Women’s Prize for Fiction y Kerry Group Irish Novel of the Year… Estos son todos los premios que ganó Eimear McBride con su debut literario. Para tenerlo en cuenta, ¿no te parece?

Una novela de duro aprendizaje - Kaos en la red

13/10/2020

Si se da por bueno aquello que dijese Franz Kafka de que un buen libro es aquel que te resulta como un puñetazo en el rostro, la novela de Eimear McBride, « Una chica es una cosa a medio hacer», editada por Impedimenta, lo es y en varios sentidos, ya que , por una parte, la sintaxis, las frases inacabadas que se interrumpen incompletas y entrecortadas suponen un descoloque de las primeras páginas en especial, luego el descontrol se atenúa, no es que desaparezca, para revivir en una estado de confusión final de la protagonista que titubea ante las coordenadas temporales y hasta espaciales, a lo que se ha de sumar el tema de la novela que realmente es duro y teñido de cierto amargor de la protagonista ante las circunstancias que le rodean.

CULTURACINEMÚSICALIBROSARTEBLOGS UNA PROPUESTA DE LECTURA PARA ESTE OTOÑO - El Confidencial

13/10/2020

Es una novela sobre los pensamientos, el despertar sexual y la incomodidad de una chica irlandesa que se precipita sobre la edad adulta, mientras se dirige continuamente hacia su hermano menor, gravemente enfermo, y emprende una tormentosa relación con un hombre dos décadas mayor que ella. La editorial destaca: “El trauma de la enfermedad, el incesto, el sexo como redención y la violencia física recorren el texto con brutal detalle, y el tono desafiante y la atmósfera angustiosa a la fe católica inquebrantable de su madre, se funden para alumbrar una manera de relacionarse con el mundo poderosa y extrema”.

La chica a medio hacer de Eimear McBride habla en español - Loff.it

08/10/2020

IMPEDIMENTA INAUGURA EL OTOÑO LITERARIO EN ESPAÑA CON "UNA CHICA ES UNA COSA A MEDIO HACER", LA PRIMERA NOVELA DE EIMEAR MCBRIDE TRADUCIDA POR RUBÉN MARTÍN GIRÁLDEZ.

Lo que no se nombra, no existe - La Opinión de Málaga

05/10/2020

Novela cruda, directa, incómoda y descarnada que nos enfrenta la mayoría de nuestros tabús: la enfermedad, el sexo y la muerte

Qué libro leo en octubre - Telva

05/10/2020

Sorprendente primera novela de Eimear McBride, escrita con un estilo ambicioso e hipnótico que se encuentra entre la interioridad de Virginia Woolf y la mirada distinta de Samuel Beckett. Se trata de una inmersión en los pensamientos, el despertar sexual y la incomodidad de una chica irlandesa que se precipita hacia la edad adulta, mientras se dirige continuamente a un "tú": su hermano menor, gravemente enfermo.

Traducir a McBride - La Vanguardia

05/10/2020

La sintaxis de McBride se ha comparado con Joyce y Duras. Y parece un fascinante desafío/pesadilla para sus traductores.

Descargar

Novedades editoriales: nuestros libros para la rentrée - La Fronde Mag

02/10/2020

Una chica es una cosa a medio hacer De nuevo, otra autora que se traduce al castellano por primera vez. Hablan de ella como la heredera de Joyce o Virginia Woolf, e incluso se le ha llegado a comparar con nuestra autora de cabecera, Ottesa Moshfegh.

Libros apasionantes para refugiarse en los días de lluvia - Librotea

01/10/2020

Con la llegada del frío y de la lluvia, quedarse en casa es una opción que gana enteros. La compañía de un buen libro puede conseguir que esos momentos de introspección se conviertan en una época de disfrute. Historias que nos hacen trasladarnos desde el sofá de casa a otros lugares, que consiguen emocionarnos, inquietarnos o conmovernos a través de la palabra. Seleccionamos unas cuantas obras para acompañarnos mientras vemos la lluvia contra los cristales.

Una chica es una cosa a medio hacer - La buena vida

01/10/2020

Escrita con una sintaxis desestructurada que reta al lector y hará las delicias de los que valoran en la literatura no solo la historia sino la individualidad de un estilo que consigue transmitir la congoja de una mente a medio hacer, la joven voz de la narradora, que no consigue expresar nunca lo que siente y cuyas brutales experiencias se enrollan a su cuerpo como una serpiente que no le deja respirar, a lo que no ayuda el exacerbado catolicismo de su madre.

A medio hacer - Mujerhoy

29/09/2020

Eimear McBride (1976) es una escritora irlandesa que debutó con la novela ‘Una chica es una cosa a medio hacer’. Libro de hace unos años que ahora edita Impedimenta. Un título precioso para una novela deslumbrante sobre el despertar sexual y los pensamientos descarnados de una joven. Hay de todo: trauma, enfermedad, incesto, violencia, atmósfera católica angustiosa.

A medio hacer - Corazón CzN

25/09/2020

Eimear McBride (1976) es una escritora irlandesa que debutó con la novela ‘Una chica es una cosa a medio hacer’. Libro de hace unos años que ahora edita Impedimenta. Un título precioso para una novela deslumbrante sobre el despertar sexual y los pensamientos descarnados de una joven.

Descargar

Algo pasa en las letras irlandesas - VANITY FAIR

24/09/2020

"UNA CHICA ES UNA COSA A MEDIO HACER", LA EXITOSA NOVELA DE CULTO DE EIMEAR MCBRIDE, LLEGA POR FIN A LAS LIBRERÍAS ESPAÑOLAS DE LA MANO DE LA EDITORIAL IMPEDIMENTA.

Descargar

Los mejores hallazgos de novelas y cuentos que renovarán el mundo del libro del otoño-invierno 2020 (y 3) - WMagazin

24/09/2020

Eimear McBride logra en Una chica es una cosa a medio hacer un estilo y una estructura interesantes en la que una muchacha que se adentra en la edad adulta se dirige a un «tú», el de su hermano menor gravemente enfermo. Afloran así los miedos ante la vida y ante la muerte, o más que eso ante el lento proceso del diluir de la vida y allí los miedos heredados de la religión, las inseguridades, las preguntas. McBride se dirige a su hermano y al lenguaje que crea vida, e intenta deshacer el dolor.

Barra Libre: Eimer Mcbride - RNE 3

23/09/2020

En nuestra Barra Libre de hoy, Aloma Rodríguez nos habla de la escritora irlandesa Eimer Mcbride, de la que tenemos por fin en España su primera novela: Una chica es una cosa a medio hacer, de la mano de la editorial Impedimenta y del traductor Rubén Martín Giráldez, con el que también hemos hablado.

Los mejores libros para disfrutar de un momento de relax durante este otoño - Ok Diario

16/09/2020

Un buen libro es el mejor regalo que una misma puede hacerse, estos son los libros ideales para disfrutar de un momento de relax durante este otoño.

Los libros en los que refugiarte este otoño 2020 (y que todo el mundo está deseando leer) - Trendencias

15/09/2020

Una chica es una cosa a medio hacer, Eimear McBread. Una de las revelaciones literarias de este otoño y uno de los libros más influyentes de la reciente narrativa en lengua inglesa. Una historia sobre el despertar sexual y una tormentosa relación con un hombre dos décadas mayor que ella.

Una chica es una cosa a medio hacer (Impedimenta) - Babelia - 12 septiembre 2020

14/09/2020

«(...) nuevos libros exploran la diversidad y el carácter singular de nuestra antigua "normalidad" mientras todavía continuamos esperando la "nueva"».

Descargar

Déjame volver a empezar - Babelia

14/09/2020

Una chica es una cosa a medio hacer, de Eimear McBride, también está narrada con una excepcional prosa poética, igualmente es una primera novela y se ocupa de una cierta forma de radicalismo religioso y de una sexualidad poco normativa, todo lo cual la relaciona con los libros de Peskov y Vuong.

Descargar

LOS MEJORES LIBROS QUE VAS A LEER ESTE OTOÑO: ESTAS SON LAS NOVEDADES - ¡QUÉ ME DICES!

03/09/2020

Frío, lluvia, viento, días grises... Aunque ahora el sol nos acompañe, estos días también llegarán y nos apetecerá quedarnos en casa y disfrutar de una buena lectura. Estos son algunos de los mejores libros que podrás leer este otoño.

Los 11 libros que más esperamos para la rentrée 2020 - Literaturbia

01/09/2020

Una chica es una cosa a medio hacer (Eimear McBride) Llamada a ser una de las revelaciones literarias de la temporada y publicada por nuestra querida editorial Impedimenta, esta obra tardó nueve años en encontrar editor hasta ser finalmente publicado en 2013 con una pequeña tirada de 1.000 ejemplares. Ahora, su estilo experimental y su historia catártica han elevado la obra de la irlandesa a categoría de culto. La han definido como visceral, deslumbrante, erótica y devastadora, todo un acontecimiento literario.

Los mejores libros que vas a leer este otoño - Elle

26/08/2020

Frío, lluvia, viento, días grises... Parece que todo se alía para hacer que te quedes en casa y disfrutar de una buena lectura. Estos son algunos de los mejores libros que podrás leer este otoño.

Un otoño singular - Vogue

21/08/2020

En los márgenes de la gran marabunta literaria, las editoriales más pequeñas estrenan temporada con propuestas refrescantes y audaces. Gracias a su tesón, hay un libro para cada lector.

Descargar

Avance editorial de Impedimenta para otoño de 2020 - Fantasymundo

20/08/2020

«Los lanzamientos, las apuestas y las voces que llegarán a las librerías a partir de septiembre de 2020.»

Autor: McBride, Eimear

EIMEAR MCBRIDE nació en 1976 Liverpool, se mudó a Irlanda cuando tenía tres años, y a los diecisiete a Londres, donde estudió en el Drama Centre. Una chica es una cosa a medio hacer es su debut literario (Impedimenta, 2020). Tras casi una década sin encontrar editor, la novela apareció en un pequeño sello independiente inglés, hasta llegar a Faber & Faber. Su segunda novela, The Lesser Bohemians (2016) se hizo con el premio James Tait Black Memorial, y fue seleccionada para los premios Goldsmith y RSL Encore. En 2020 ha publicado su tercera novela, Strange Hotel.

Libros relacionados


Otras imágenes del libro