Buscador de libros

Busqueda avanzada
Cartas a la hija: portada

Primer capítulo / Extracto

  • N° páginas : 216
  • Medidas: 135 x 210 mm.
  • Peso: gr
  • Encuadernación: Rústica
Descargar Ficha Enviar Ficha

Cartas a la hija [Próxima aparición] SEVIGNE, MADAME DE

Un clásico de la literatura epistolar radicalmente moderno que admiraron, entre otros, Virginia Woolf o Marcel Proust. Unos «apegos feroces» en versión epistolar.

Editorial:
Traductor:
Laura Freixas
Colección:
LARGO RECORRIDO
Materia BIC:
DIARIOS, CARTAS Y DIARIOS DE NAVEGACIÓN
Materia BIC:
FICCIÓN CLÁSICA
ISBN:
978-84-18838-41-5
EAN:
9788418838415
Precio:
16.83 €
Precio con IVA:
17.50 €
Aparición:
04/07/2022

¿Quieres comprar este libro? Busca tu librería más cercana

 

Sinopsis

Las cartas que madame de Sévigné escribió a la condesa de Grignan, su hija, han pasado a la historia por ser una cima absoluta de la literatura epistolar, aún más, de la literatura amorosa. En efecto, la marquesa de Sévigné, viuda de un vividor, vuelca en su hija recién casada un amor filial complejo y anhelante. Figura destacada en la brillante corte de Luis XIV, madame de Sévigné brilla por su inteligencia, su ironía, sus pullas y la frescura y gracia de su estilo, por su prosa espontánea y zigzagueante como una conversación. Las modas, los embarazos que enferman a las mujeres, las murmuraciones de la corte o la fugacidad de la vida, todo lo abarca esta mujer imparable que posee las virtudes analíticas de una psicóloga, el apasionamiento de una novelista y la sagacidad de una filósofa.

Autor: Sévigné, Madame de

Marie de Rabutin-Chantal nació en París en 1626, descendiente de la aristocracia borgoñesa. Huérfana desde niña, contrajo matrimonio a los dieciocho años con Henri de Sévigné, hombre galante y vividor del que enviudaría muy pronto. A partir de entonces, con dos hijos, Françoise-Marguerite y Charles, vivió la efervescencia intelectual de los salones del Grand Siècle, donde las mujeres administraban la vida cultural. Tras la boda de su hija y su marcha a la Provenza mantuvieron una larguísima correspondencia. Los últimos años de su vida los pasará con ella. Murió de viruela en abril de 1696.

Libros relacionados


Otras imágenes del libro